El Correo de Burgos | Viernes, 16 de noviembre de 2018

RIBERA

Peñaranda de Duero, finalista al pueblo más bello de Castilla y León

El Castillo se acaba de unir a la ‘Red de Producto Turístico’ de Castillos y se espera que lo haga el Palacio

LORETO VELÁZQUEZ 27/08/2018

Es uno de los pueblos más bonitos de la comarca, de la provincia y de toda la región, pero ahora está más cerca de serlo de forma oficial. Peñaranda de Duero ha superado la primera fase para convertirse en el pueblo más bello de Castilla y León, al situarse como finalista por Burgos en la categoría de menos de mil habitantes en el concurso que organiza RTVCyL. El voto popular (www.elpueblomasbello.es/Vota) será el encargado de decidir en septiembre el nombre del ganador de este certamen regional.

«Si ganamos lograremos una placa y 6.000 euros en material informático pero sea como sea habremos ganado porque nos ha servido de pretexto para reflexionar y darnos cuenta de que cuidando nuestro entorno se vive mejor», explica desde la organización Cantamora, Anabel Cob. Fue precisamente esta asociación la que promovió la candidatura de un pueblo que se está volcando. «Para nosotros sería algo importante», agradece el alcalde, José Caballero, orgulloso porque se presentaron 8 solicitudes en la categoría.

No es la única novedad de este municipio burgalés de 587 vecinos. Su principal reclamo turístico, el Castillo de Peñaranda se acaba de unir a la Red de Producto Turístico de Palacios y Castillos y gracias a la Junta de Castilla y León, probablemente siga el mismo recorrido el Palacio de Avellaneda.

Y aunque no es un reto nuevo está más de actualidad que nunca: son las tuberías de fibrocemento que el Ayuntamiento de Peñaranda quiere suprimir de una vez por todas. «Es una prioridad absoluta», apremia el regidor consciente de que es un proyecto que avanza en función de las subvenciones que otorga la Diputación de Burgos. «Hasta ahora hemos renovado el 50% pero todavía nos queda toda la parte alta y la zona del río y las escuelas», explica a sabiendas de que con un presupuesto estimado en 600.000 euros, los arreglos deberán realizarse también por fases. «Es una cuestión de fondos», advierte con la mirada puesta en el mes de enero cuando al terminar una subvención para operarios solo quedará uno y por cuatro horas al día.

Aunque internet sigue sin llegar como debería, «como ocurre en los pueblos del entorno rural», el alcalde de Peñaranda saca pecho por su colegio; un centro renovado que ha dado ya el salto a las nuevas tecnologías. «Nuestra escuela es una de las mejores que hay en la provincia de Burgos», presume convencido de que los niños del siglo XXI del ámbito rural no pueden crecer al margen de las nuevas tecnologías.

Según explica, con la ayuda de otros alcaldes (que también tienen niños escolarizados en Peñaranda) van a renovar los ordenadores para que cada niño tenga el suyo. «Las mujeres de Peñaranda van también un día a la semana a aprender informática en la biblioteca de la escuela», asegura.

Construido en el año 1917, el edificio del Centro Rural Agrupado (CRA) ‘Diego Marín Aguilera’ de Peñaranda de Duero se sometió durante tres años a una profunda rehabilitación que terminó en 2016 con un colegio renovado, libre de termitas y adaptado a los nuevos tiempos, también en materia de accesibilidad y sostenibilidad. La obra requirió una inversión de la Consejería de Educación de 875.000 euros.

Hasta que el curso se retome, el verano continúa con un programa cultural que tiene aún dos citas relevantes: las fiestas en honor de la Virgen de los Remedios (7, 8 y 9 de septiembre), y la fiesta castellana y el encuentro de Folclore, que tendrá lugar el 15 de septiembre con el grupo de danzas de Justo del Río y sus 50 años de bailes y el Nuevo Mester de Juglaría (en la plaza mayor). «Va a ser un gran día», anima el alcalde sin desaprovechar la ocasión de pedir patrocinadores para el evento.

Ubicado a 20 kilómetros de Aranda de Duero, Peñaranda invita al visitante al Medievo con un casco histórico cuidado a mimo en el que destaca el Castillo de Peñaranda, el Palacio de los Condes de Miranda del siglo XVI -una joya del plateresco español-; la ex Colegiata Abacial, el Rollo Jurisdiccional o la farmacia más antigua de España en funcionamiento.