El Correo de Burgos | Domingo, 18 de noviembre de 2018

RIBERA

Aranda apostará en 2019 por un proyecto de inteligencia colectiva

El denominado ‘Espacio Subterráneo’ dará cabida a ocho empresas innovadoras

L. VELÁZQUEZ 29/08/2018

Con el objetivo de afrontar unos retos de ciudad que pasan por fijar población, retener el talento y fomentar el emprendimiento como factor de creación de empleo, el Ayuntamiento de Aranda de Duero inicia un nuevo proyecto que bajo el nombre de ‘Espacio Subterráneo’, rinde homenaje a todos los que en la Edad Media supieron dar respuesta a las necesidades de la villa, dando forma a las bodegas subterráneas, el principal reclamo turístico a día de hoy. Porque esa es la clave, crear un espacio en el que la innovación y la colaboración den paso a iniciativas de carácter social y cultural que estén interconectadas. «Queremos dar respuesta a esas ideas que existen y evitar así que gente valiosa se tenga que marchar fuera a iniciativas como El Hueco (Soria), por ejemplo, como ya está ocurriendo», advierte la concejala de Promoción y Desarrollo, Celia Bombín, decidida a que sea una realidad en 2019.

A diferencia de otros coworking, Espacio Subterráneo aspira a convertirse en un área de inteligencia colectiva en el que se imponga un sistema de trabajo colaborativo basado en la innovación y la creatividad. «La idea es como en las bodegas subterráneas, lograr que afloren proyectos innovadores», compara la edil.

Aunque el borrador de las bases todavía está siendo objeto de estudio en los servicios técnicos y jurídicos del Consistorio, el documento verá la luz a finales del mes de octubre, en una exposición pública cuyas sugerencias se tendrán en cuenta de cara a elaborar el borrador final que se llevará a pleno.

EJEMPLOS
A la hora de materializar el proyecto, tanto la técnico de Promoción como la titular política del área y la propia alcaldesa, Raquel González, han visitado diferentes ejemplos -aplicados en ciudades similares a la capital ribereña- como El Hueco de Soria, el Agora de Alcoi, Conectalab de Rivas Vacía Madrid (agregador de inteligencias digitales), El Matadero de Madrid, el centro de empresas de Ermua o Zaragoza Activa, un «ecosistema público de emprendimiento e innovación social» en el que junto a un servicio de empleo, un vivero de empresas y la mayor biblioteca juvenil de España destaca La Colaboradora, un espacio de inteligencia colaborativa que Aranda de Duero ha decidido tomar como modelo. «Ha recibido un premio internacional, el Urbact de Desarrollo Urbano Integrado y Sostenible», señalan en la oficina de Promoción.

El comienzo será eso sí más modesto y si La Colaboradora alberga 20 iniciativas empresariales con dos convocatorias por año, la capital ribereña dará cobertura a ocho empresas con una convocatoria por ejercicio. «Va a estar abierto a cualquier emprendedor, pertenezca o no a asociaciones empresariales», adelanta Celia Bombín sin concretar si habrá preferencia por algún sector determinado. «Eso se verá en las bases».

LUGAR
El lugar escogido es la segunda planta de la Casa de los Fantasmas, junto a la Concejalía de Promoción y Desarrollo y debajo de la Ruta del Vino Ribera del Duero y una sala de usos múltiples a la que también tendrán acceso. El Ayuntamiento devuelve de esta forma la vida a una planta que hasta hace dos años estaba ocupada por los grupos políticos. «Apenas se utilizaba», explican a sabiendas de que a día de hoy cada partido tiene su propia sede. «Llevaba dos años cerrado».

La primera medida para acondicionar este espacio abierto ha sido retirar todos los departamentos para crear una sala diáfana que ha sido ya pintada. Los emprendedores que decidan crecer en este proyecto conjunto tendrán Internet, telefonía y una sala de reuniones con medios audiovisuales. «Vamos a crear las condiciones necesarias para que esas ideas se transformen en proyectos reales», afirma la regidora, Raquel González, con la mirada puesta también en la oficina de Promoción. «Habrá un tutelaje», apostilla con preocupación porque «estamos perdiendo progresivamente población y talento». En su opinión, esta va a ser «una solución práctica», concluye.