El Correo de Burgos | Domingo, 23 de septiembre de 2018

BUREBA

Una fallecida y cuatro heridos en un accidente en la AP-1

El vehículo que conducía la mujer se salió de la vía en la localidad burgalesa de Zuñeda, y dio varias vueltas de campana

GERARDO GONZÁLEZ 31/08/2018

La autopista AP-1 fue ayer el triste escenario de un trágico siniestro a consecuencia del cual falleció una mujer de 39 años, y resultaron heridos su esposo de 50 años, dos niños de 5 y 1 año de edad, y un joven de 22 años que viajaban en un turismo de matrícula holandesa.

Según los datos recogidos en el lugar del siniestro, éste se produjo sobre las 9,52 horas cuando el vehículo que circulaba sentido Miranda de Ebro perdió el control y se salió de la vía, a la altura del kilómetro 47.1 en el término municipal de Zuñeda, tras lo cual impactó contra el talud dando varios vuelcos hasta quedar fuera de la calzada.

A consecuencia de los impactos, la mujer salió despedida del interior del vehículo, lo que causó su fallecimiento de forma instantánea, Mientras que causaron graves heridas al conductor -que quedó por ello atrapado en el interior-, y lesiones de distinta entidad a los dos niños y al joven que también viajaban en el coche.

Alertados los servicios de emergencias, se desplazaron al lugar el helicóptero medicalizado, dos ambulancias de Soporte Vital Básico, facultativos del PAC de Briviesca, bomberos de Miranda y Briviesca, efectivos de la Guardia Civil de Tráfico y personal de la AP-1.

Una vez llegados al lugar, los facultativos solamente pudieron certificar el fallecimiento de la mujer, por lo que procedieron a atender de las lesiones sufridas a los cuatro heridos, procediendo al traslado del joven en el helicóptero medicalizado y a de los otros tres heridos en diferentes ambulancias acompañados de los médicos de Briviesca hasta el Hospital Universitario de Burgos (HUBU).

La necesidad de ocupar la totalidad del carril derecho en sentido a Miranda, ya que es donde tuvo que tomar tierra el helicóptero así como por el despliegue de medios de emergencias, causó importantes retenciones de varios kilómetros en la autopista.

El momento de mayor congestión se produjo cuando se necesitó cerrar ambos carriles para la retirada del vehículo siniestrado, lo que hizo que no se normalizara el tráfico hasta las 11, 30 horas, momento en que los agentes de la Benemérita procedieron a abrir de nuevo el carril izquierdo, en sentido a la localidad mirandesa.

La investigación del equipo de atestados de la Guardia Civil de Tráfico esclarecerá las causas de este trágico accidente, en el que los dos pequeños sufrieron heridas de poca gravedad gracias a los sistemas de seguridad del vehículo, y a que ambos viajaban en las sillitas de seguridad obligatorias.