El Correo de Burgos | Domingo, 23 de septiembre de 2018

SUCESOS

Exigen invertir más tras el accidente del tren en la línea Burgos-Aranda

Los trabajos de retirada del convoy y el arreglo de la vía durarán una semana

M. R. 01/09/2018

El descarrilamiento en la línea Burgos-Aranda, en Sarracín, de un tren de mercancías que transportaba bobinas con destino a Tubos Aranda, en el polígono industrial Prado Marina, Aranda, ha puesto de relieve la necesidad de más inversión en una conexión que, en palabras de Jorge Núñez, portavoz de la plataforma del tren Directo, «entre todos la mataron y ella sola se murió».
Núñez señaló que desde que la línea se cerró hace ocho años al transporte de viajeros ha habido una clara falta de inversión.«Llevamos ocho años con una línea abandonada, en realidad es media línea», explica. Añade que hay tramos con«partes hundidas» como consecuencia de esa«falta de inversión» y a que se trata de una línea por la que pasan «cientos de miles de toneladas». Las empresas Tubos Aranda y Coated Solutions mueven entre las dos cerca de ocho trenes semanales por esta vía. Del mismo modo, apunta que las traviesas que se utilizan en esta vía «tampoco son las más aconsejables, ya que se rompen hacia arriba, lo que favorece que los trenes con grandes pesos se queden parados». Núñez recuerda que no es necesario justificar la apertura del Directo con informes«ridículos» como el presentado por la Diputación y el Ayuntamiento. La justificación de reabrir el Directoestá en «Madrid porque es la puerta de las mercancías al ancho europeo».
El secretario de laFederación de Servicios de CCOO de Castilla y León,Carlos López, recuerda que el«deterioro» de una línea, «una vez que se inicia se hace de forma exponencial» y pide más inversión.
Durante la jornada de ayer comenzaron los trabajos de retirada de los vagones y de las bobinas para el arreglo de las vías. Un trabajo para que el que es necesaria la actuación de grúas de gran tamaño, que ayer ya estaban en la zona de accidente. Según la información facilitada ayer por Adif, la reparación de la vía afectada puede durar entre «cuatro o cinco días» una vez que se hayan retirado los vagones que aún permanecen en el lugar del accidente y del material dañado.Los trabajos, según informa Adif, consistirán en «la restitución del armamento de vía (traviesas RS y carril de 54kg/ml) así como de la aportación de balasto y nivelaciones oportunas para la restitución del servicio ferroviario tan pronto como sea posible».Adif añade que los motivos del descarrilamiento «aún están siendo investigados»