El Correo de Burgos | Miércoles, 26 de septiembre de 2018

11:58 h. TRÁFICO

La AP-1 libre se acerca, aunque sin fecha para el desvío de camiones

Han pasado más de 9 meses desde que Fomento y la Junta llegaron a un acuerdo

M. R. 02/09/2018

El último Consejo de Ministros acordaba, el pasado viernes, los desvíos obligados y bonificados de camiones por las autopistas AP-7 y AP-2, enCataluña, para sacarlos de la circulación de las carreteras N-340 y N-240. Mientras llegan estos desvíos en dos autopistas, cuyas concesiones terminan el 31 de diciembre de 2019 y el 31 de agosto de 2021, respectivamente, en el caso de la autopista de Burgos será «muy difícil» que el desvío de camiones por la autopista llegue antes de que se termine la concesión el 30 de noviembre de este año.
En el PSOE de Burgos, en el que su secretaria provincial y diputada nacional,Esther Peña, ha estado impulsado los pasos necesarios para acelerar al máximo el proceso, se asume que el desvío obligatorio de camiones bonificado por la autopista para descongestionar la N-I es bastante complicado que se haga efectivo antes del fin de la concesión.
El ejemplo de esa dificultad está en los desvíos aprobados el pasado viernes por el Gobierno, después de meses de tramitación administrativa, en la que la aplicación del artículo 155 de la Constitución durante la crisis enCataluña, también ha influido en el retraso de su puesta efectiva en marcha, que está previsto que empiece esta jornada.
En el caso del desvío de camiones por la autopista de peaje AP-1, el Ministerio de Fomento y la Consejería de Fomento acordaron el 13 de noviembre del pasado año bonificar el desvío obligatorio. Va camino de cumplirse diez meses desde que se acordó el desvío y aún no hay una fecha definitiva para que se concrete ese desvío, cuanto más pasa el tiempo adquiere un valor más secundario, ya que el debate se ha centrado en la liberalización.
Y más cuando, también en el último Consejo de Ministros, se ha dado el visto bueno a que el Ministerio de Fomento saque a concurso un nuevo concurso de licitación de la conservación de la autopista para cuando termine la actual concesión. Contrato del que estarán muy pendientes los 120 empleados de la actual concesionaria, ya que de él va a depender su futuro laboral.
No obstante, en el desvío acordado entre el Ministerio de Fomento y la Junta ambas instituciones se comprometían a financiar esa bonificación, que en este caso hasta el 75 del peaje para los vehículos pesados tipo 2 -camiones y autobuses con cuatro ejes o más, así como turismos, furgonetas y microbuses de dos ejes-. En el PSOE de Burgos recuerdan que la Junta todavía no ha hecho efectivo «el compromiso de financiación», a la vez que aseguran que se trata de una tramitación«complicada». Lo que está claro es que el desvío de camiones por la autopista sigue siendo necesario porque el fin de la concesión hará necesario seguir trabajando en mejoras en la autopista. Un aspecto en el que ya se está trabajando, según señalan desde el PSOE de Burgos. Por ejemplo, en cuestiones como la del tercer carril, una necesidad que se hará más patente cuando la liberalización de la autopista suponga un incremento del tráfico.