El Correo de Burgos | Domingo, 23 de septiembre de 2018

Podemos insta a los grupos a no olvidar la sentencia del secretario

Los no adscritos han comprobado que todavía no se ha acudido al Supremo

N. E. 04/09/2018

La polémica por el nombramiento del secretario municipal no se ha tomado vacaciones, si bien con un mes inhábil a efectos de la administración de Justicia poco se ha avanzado en este asunto. Así lo recordaba ayer el concejal no adscrito Raúl Salinero que, tras preguntar en la asesoría jurídica del Ayuntamiento, ha podido saber que todavía no se ha presentado el recurso al Tribunal Supremo que anunció el alcalde en el pleno de julio, a pesar de que con ello estaría desoyendo la proposición que salió aprobada en aquella sesión.

El edil recuerda que existen 30 días para presentar el recurso de casación y, en su opinión se va a agotar el plazo para, de esta manera, alargar el proceso y conseguir que el secretario municipal agote este mandato mientras se conoce el fallo judicial del Alto Tribunal. La sentencia se conocía a mediados de julio y como no cuentan a efectos de la presentación ni los fines de semana ni el mes de agosto, será este septiembre cuando se podría presentar el recurso al Supremo.

Salinero, ahora en Podemos, realizaba ayer un llamamiento a los grupos de la oposición en el Ayuntamiento para que no se olviden del asunto del secretario y sigan presentando batalla en defensa de un nombramiento que se ajuste a lo que han determinado las últimas sentencias.

Recordó que en julio fue Ciudadanos quien llevó una proposición al Pleno, que consiguió un amplio respaldo de los concejales socialistas, de Imagina y de tres de los cuatro no adscritos. En aquel texto, que incorporó las enmiendas del PSOE para evitar una salida inmediata del actual secretario para no afectar el devenir municipal, se reclamaba al alcalde que recabase la intervención de especialistas a modo de jurado imparcial para valorar y comparar los méritos de los candidatos que se presentaron a la plaza.

Precisamente la última sentencia conocida hasta ahora, del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, anuló el nombramiento por una falta de motivación en las razones de la elección de este funcionario y pedía esa comparación de méritos entre las personas que se presentaron. Además, la moción aprobada reclamaba que se modifique la forma de provisión de los puestos de los funcionarios con habilitación nacional pasando de la libre designación al concurso. El alcalde pese a este mandato del Pleno anunció un recurso de casación.