El Correo de Burgos | Lunes, 24 de septiembre de 2018

El desempleo registra el peor agosto de la década

El paro crece en 421 personas respecto a julio, el peor dato en diez años / Sin embargo, el número total de parados es el segundo mejor desde 2008, con 17.558

V. MARTÍN 05/09/2018

Burgos incrementó en agosto su número de desempleados en 421 personas, lo que supone un aumento del 2,46% respecto al mes anterior. En este sentido y aunque tradicionalmente el mes de agosto es un periodo de destrucción de empleo especialmente en el sector servicios debido al fin de la campaña estival, el incremento de parados representa el peor mes de agosto de los últimos diez años. Solo el mes de agosto de 2008 supuso una mayor destrucción de empleo, con 474 personas que se incorporaban al paro.

En este aspecto, solo el mes de agosto de 2014 registró un resultado positivo ya que 62 personas lograban salir del desempleo en la provincia burgalesa. A pesar del mal dato, el número de parados en agosto representa el segundo mejor dato de la última década,17.558, y cae un 9.8% si se compara con el mes de agosto de 2017.Para encontrar un agosto mejor hay que retroceder precisamente diez años, hasta el 2008, cuando el número de parados en Burgos era de 13.450 personas. El agosto con el peor dato se registró en el año 2013, cuando la provincia tocaba techo en desempleo, con 31.021 parados.

El secretario provincial de CCOO, Ángel Citores, valora como «malos» los datos del paro del mes de agosto, pero señala que «no pueden achacarse a un cambio de Gobierno porque es muy pronto, sino que demuestra la necesidad de acabar con la Reforma Laboral y la precarización del empleo». En este aspecto, el sindicalista hace especial hincapié en la «falta de contratación indefinida y en la apuesta por la rotación» y señala que «para incrementar el consumo es necesario incrementar los salarios y apostar por una contratación de calidad, que deje a atrás los contratos temporales, parciales y mal pagados».

Poniendo la lupa sobre el pasado mes de agosto, el informe mensual del Servicio Público de Empleo revela que actualmente en la provincia hay 17.558 desempleados. Del total, 10.453 son mujeres y 7.105 hombres, lo que supone que el 60% de las personas que no tienen trabajo son mujeres.

Aparte de manifestar su «preocupación» por los «peores» datos del paro «de los últimos ocho años», el procurador regional delPartido Popular, Ángel Ibáñez, instó al Gobierno de Pedro Sánchez a adoptar «medidas concretas» que ayuden a revertir esta caída. En este sentido, se mostró esperanzado en que dicha dinámica no frene la tendencia de «recuperación económica» que, en su opinión, ha caracterizado al anterior Ejecutivo. De igual manera, consideró que el empleo continúa siendo un «objetivo irrenunciable» para el conjunto del país.

Por sectores y como era de esperar, los datos registran un mayor incremento del número de parados en sector servicios. Así, el mes pasado el paro crecía en 283 personas en el sector servicios; 79 personas perdían su trabajo en el sector industrial, mientras que 15 lo hacían en la construcción;el sector agrícola sumaba 88 nuevos desempleados. Solo el sector sin empleo anterior reducía su lista de parados, con 44 desempleados menos. Tras estos movimientos, por sectores, el saldo total de parados es de 949 en la agricultura, 1.259 en la construcción, 2.322 en la industria, 11.731 en servicios y 1.297 en sin empleo anterior.

Sigue sin variar, eso sí, el número de parados que no percibe ningún tipo de ayuda y es que dos de cada cuatro personas desempleadas de la provincia no percibe ningún tipo de prestación. Tal y como recoge el informe del Servicio Público de Empleo, de las dos restantes, una recibe la prestación por desempleo y una percibe un subsidio mínimo. «Es una realidad a la que nos hemos ‘acostumbrado’ y es tremendamente preocupante, de ahí la necesidad de poner en marcha el salario mínimo de supervivencia, un sueldo para los ciudadanos por el mero hecho de serlo, que permitiría solventar situaciones tremendamente trágicas», apunta Citores.

En cuanto a los contratos firmados el pasado mes en la provincia se rubricaron 11.552 contratos, 3.227 menos que en el mes de julio pero 805 más que en el mes de agosto del año anterior. En lo que se refiere al carácter de los contratos, en agosto se firmaron 953 contratos, 291 menos que en el mes anterior, mientras que los contratos temporales ascendieron hasta los 10.599 2.936 menos que en el mes de julio.