El Correo de Burgos | Jueves, 15 de noviembre de 2018

Fútbol / Segunda B

«Vengo con la vitola de goleador y asumiré mi responsabilidad»

El ariete asegura que ha tenido sobre la mesa muchas ofertas /«Pero el Burgos apostó mucho por mí. Es fácil hacerlo por alguien que marca 24 goles, pero no por un delantero de 35 años»

DANIEL ORTEGA CEBRECOS 07/09/2018

La codiciada joya de la corona ya está en Burgos. Sobre sus espaldas recaerá buena parte de la producción goleadora del equipo, sin duda una de sus asignaturas pendientes. Diego Cervero es perfectamente consciente del rol que tendrá que asumir en el club y no rehuye su responsabilidad.
«Se me ha vinculado muchas veces pero nunca había tenido contacto con el Burgos CF hasta hace dos días. Vengo con la vitola de máximo goleador del grupo el año pasado, lo que genera altas expectativas. Hice la mejor temporada de mi vida, algo que no esperaba con 34 años. Yo no me quito responsabilidad. Llego ilusionado y a intentar hacer lo que mejor se me da. No se puede prometer un número de goles, solo trabajo para conseguirlo».
El ovetense considera que está listo para debutar en cuanto el entrenador lo considere oportuno. «Estoy perfecto para jugar. Empecé a entrenar el 12 de julio y trabajé hasta el 29 agosto, jugando los partidos amistosos. Y he entrenador lunes y martes con el Langreo para no perder la forma. Estoy en plenitud de condiciones, no he perdido ni un día de entreno».
Cervero no quiere perder el tiempo echando la vista atrás, pero asegura haberlo pasado mal en las últimas semanas. «Cuando piensas que has visto todo te das cuenta de que no. Ha sido una experiencia que me hará más fuerte (el despido del Mirandés». Lo pasé mal, no lo voy a negar, no es plato de buen gusto».
Y explica por qué se decantó finalmente por la oferta del Burgos CF. «Tuve muchos equipos. Algunos los descarté porque no creía que eran el proyecto adecuado. Y otros porque no me quería ir al extranjero por mi situación personal. No me motiva aunque se pueda ganar más dinero. Alguno pujó mucho por mí, no de categorías superiores, solo de Segunda B y Tercera. Pero me tira Burgos, porque me tiran los grupos del norte. Aquí tengo buenos amigos y suelo venir mucho. Además, me decanté por el Burgos CF porque apostó mucho por mí. Es fácil hacerlo por un delantero que marcó 24 goles, pero no tanto por un futbolista de 35 años al que acaban de despedir», matiza.
El ariete reconoce que la edad es un «límite» en muchos ámbitos de la vida. «Aunque creo que no hay que mirar el DNI sino las aptitudes y la condición física. El año pasado entrené todos los días y estuve disponible en los 44 partidos que jugamos. Por eso es un reto para mí, una motivación especial».
El ex delantero del Mirandés no se marca un objetivo de goles para esta campaña. «Me encanta marcar, pero no me considero un delantero egoísta. Lo importante es tener la mayor eficacia posible. Sin conocer el entorno y cómo juega el equipo es difícil marcarse una cifra. Soy muy consciente de mis limitaciones, sé las cosas que hago bien y las que hago mal. Así que enseñaré mis virtudes y ocultaré mis carencias. No me veréis fallando un caño o una bicicleta porque no las hago», sostiene.
El jugador ya sabe lo que es actuar en el Plantío -como visitante- un campo que siempre se le ha dado bien en las filas del Oviedo o el Logroñés. «He tenido la suerte de marcar en varios partidos. El feeling con El Plantío es bueno. Ahora tengo que refrendarlo con buenas actuaciones, goles y puntos para el equipo. Voy a poner todo de mi parte».
Cervero conoce a varios jugadores de la plantilla, lo que considera que hará que la adaptación a su nuevo equipo sea más rápida.