El Correo de Burgos | Lunes, 19 de noviembre de 2018

Cumbre entre la Junta y Fomento por los accesos a la AP-1 tras el peaje

Se reunirán en Burgos / Técnicos del ministerio abordarán con los trabajadores su futuro

08/09/2018

MARTA CASADO BURGOS
El próximo 25 de septiembre el director general de Carreteras de la Junta de Castilla y León y el director de Infraestructuras del Ministerio de Fomento se reunirán en Burgos para establecer las vías de acceso entre la «futura Autovía A-1 con las carreteras autonómicas adyacentes». Así lo anunció la secretaria provincial del PSOE, Esther Peña, como ejemplo de que «las cosas van mejor desde la moción de censura y los asuntos de Burgos han dejado de estar en el cajón del olvido». En esas cuestiones pendientes la liberalización de la AP-1 es uno de los ejemplos que ha expuesto Peña para quien «un paso importante y claro del compromiso con la liberalización es que en la AP-68 se ha empezado a trabajar en la puesta en marcha de una playa de peaje puesto que la de la AP-1 va a desaparecer».


En cuanto a la conexión de la hasta ahora autopista con el resto de vías autonómicas y localidades a su paso el PSOE de Burgos ha trasladado las propuestas recabadas por la agrupación con los responsables de la Plataforma de Liberalización de la AP-1, los ayuntamientos implicados y los transportistas. «Hemos tomado debida cuenta de estas propuestas y se las hemos hecho llegar a los responsables», explico Peña quien no quiso avanzar el contenido de las mismas puesto que «la decisión final es una cuestión técnica la política era la liberalización y ahí está».
Por otro lado, la diputada de Burgos por el PSOE avanzó que en los próximos días se llevará a cabo una reunión de técnicos de Fomento con los trabajadores. «Se tratará la situación de los empleados de la concesionaria con los que se abordarán posibles salidas como la subrogación pero también se plantean otras cuestiones como la adaptación de puestos o los traslados».
Apuntaba la diputada socialista que en estos tres meses de gobierno «con el PSOE a la provincia le va mejor». Como ejemplo expuso, también, el «desbloqueo de la Plataforma del Crucero». Aunque Peña avanzó que en «este año decisivo» los integrantes de la formación «doblaremos el trabajo para ser un altavoz de los vecinos» y que el año electoral que se avecina suponga «un cambio de acto» frente a un «proyecto del PP de Burgos y de Castilla y León agotado, sin ideas y con un presidente a la fuga».


Sanidad universal
Por otro lado, remarcó el beneficio que las iniciativa estatales emprendidas por el Gobierno de Sánchez han traído para los burgaleses. En concreto Peña señaló a los 4.000 viudos y viudas burgalesas a los que se les ha aumentado la cotización, a las 500 limpiadoras que verán reconocidas sus enfermedades profesionales o a los 1.000 burgaleses que recuperan la cobertura sanitaria tras el decreto de universalización del servicio sanitario entre los que incluyó a los pensionistas retornados.
Remarcó que aunque se avanza «no nos conformamos», por ello vaticina un año reivindicativo. «Seguiremos alzando la voz aunque el PSOE esté en el Gobierno para reclamar el Tren Directo, reactivar el Plan Garoña, el reindus y los planes de desarrollo en la región».


Trece aulas menos
El PSOE quiso remarcar sus demandas en el inicio de curso en Educación. Apunta Peña que la situación real es que «el próximo curso se eliminarán 13 aulas educativas en la provincia, la plantilla docente está si completar y las tasas universitarias son de las más altas de España». En el ámbito sanitario, especialmente en el rural, la crítica se agudiza. «Es necesario revertir el modelo de sanidad rural que este verano ha generado falta de atención ante la ausencia de cobertura de vacaciones de los profesionales, donde se han eliminado médicos en Briviesca, Oña y Pradoluengo demostrando que cada verano la sanidad rural va a peor».