El Correo de Burgos | Domingo, 23 de septiembre de 2018

FÚTBOL / Tercera División

Un mal inicio condena al Briviesca

Los rojillos cedían por 0-2 en el minuto 15 / El Bembibre amplió la renta antes de que Arce diera esperanza / No hubo margen para la reacción

09/09/2018

BRIVIESCA NORPETROL  1
ATLÉTICO BEMBIBRE  5

Norpetrol Briviesca: Chema, Saúl, Pibe, Aner, Cristian, Sedano, Iván Espinosa, Pablo (Hontoria, min. 60), Arce, Renedo (Mario, min. 69) y Rubén Espinosa (Brian, min. 46).

Atlético Bembibre: Ivanildo, Tano, Basalo, Espi, Álex Marcos (Samu, min. 69), Iñigo, Modia, Willy, Angulo, Dani Martínez y Javi García.

Árbitro: Gonzálvez Alcalde.

Tarjetas amarillas: A los locales Cristian y Brian y a los visitantes Iñigo, Espi y Modia.

Tarjetas rojas: No hubo.

Goles: 0-1, min. 13: Dani Martínez; 0-2, min. 15: Álex Marcos; 0-3, min. 33: Pibe, en propia puerta; 1-3, min. 45: Arce; 1-4, min. 53: Iñigo; 1-5, min. 67: Dani Martínez.

BURGOS
El de ayer no fue el día de un Norpetrol Briviesca condenado por un mal inicio de partido. Todos los planes del conjunto burebano se vinieron abajo antes del minuto 15 de juego después de que el Atlético Bembibre anotara dos tantos de manera consecutiva. A partir de ahí, el choque fue una lucha contra su destino.

Los bercianos abrieron la lata en el 13 con un disparo cruzado que superó a Chema y, a continuación, Álex Marcos cabeceó a la red un preciso saque de esquina.

El bloque de César Rodríguez estaba contra las cuerdas a las primeras de cambio, obligado a reaccionar para meterse en partido.

El Bembibre, a favor de corriente, se mostró muy cómodo y amplió la renta superada la media hora con una acción desafortunada de Pibe. El Norpetrol Briviesca, a pesar de todo, mantuvo la fe en sus posibilidades y Arce alimentó la esperanza al filo del descanso con un disparo desde la frontal.

El 1-3 era un mal menor para los locales, pero no hubo margen para la remontada. El Bembibre mantuvo el control de la situación en la segunda parte e, incluso, amplió las diferencias. En el 53 Iñigo remató con acierto una falta lateral y, con el partido sentenciado, Dani Martínez superó a Chema en el mano a mano. Restaban más de 20 minutos para el final, pero unos y otros asumieron el desenlace de una contienda que ya no ofreció más novedades.