El Correo de Burgos | Martes, 20 de noviembre de 2018

El móvil llega al 81% de los hogares, el fijo al 44%

Están en uso en la provincia 158.210 líneas fijas de teléfono y 108.524 de banda ancha / El prefijo 947 se acaba y pasa a 8

10/09/2018

Burgos
Además de una curiosidad es una buena noticia desde el punto de vista económico que la Comisión Nacional de la Competencia haya indicado a la Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y Agenda Digital (Sesiad) que designe nuevos prefijos telefónicos para seis provincias españolas, incluida la de Burgos.

Los números telefónicos que empiezan con el habitual 947 se están acabando y el organismo regulador ha advertido que es necesario «asignar nuevos rangos» para la provincia, que no es otra cosa que establecer un nuevo prefijo, con lo que una vez se agoten los números disponibles y se apruebe el nuevo prefijo, las líneas de telefonía fija que se contraten en Burgos pasarán a comenzar por el prefijo 847.

Según la CNMC, cada operadora maneja un número entero de bloques de 10.000 números dentro de cada zona telefónica provincial, que podrían agotarse a corto o medio plazo. Es el caso de seis provincias. En Burgos la ocupación es del 89% con 11 bloques libres, en Gipuzkoa del 90% con 13 bloques libres, Málaga tiene 13 bloques libres y un 93%. Alicante llega al 92% con 20 bloques libres, Castellón al 90% con 12 bloques libres y Badajoz al 90% con 12 bloques libre. En Madrid están al 91% y les quedan 89 bloques libres.

Con una clara tendencia al aumento de la líneas de telefonía móvil en España, el país europeo con más smartphones, el principal causante que se agoten las líneas de telefonía fija es la creciente demanda de conexiones de internet por banda ancha, que conlleva que se sigan instalando y activando líneas fijas.

El incremento de líneas fijas y la mayor penetración de las conexiones rápidas a internet evidencian no sólo una mayor vinculación de los hogares burgaleses con las nuevas tecnologías, sino que incluye un mayor grado de digitalización de las empresas de la provincia, lo que a su vez indica una mejoría en la situación económica en aras de la recuperación.

En la provincia cuatro de cada diez hogares tienen una línea de teléfono fija (44%), mientras que la penetración de la telefonía móvil pospago o con contrato alcanza a ocho de cada diez (81,8%). En total están en uso 158.210 líneas de teléfono fijas, de las que más de la mitad (54,5%) están operadas por Movistar, que es la compañía hegemónica en la provincia tanto para las líneas fijas como para las móviles y la banda ancha. En el caso de las fijas le sigue Vodafone (que absorbió a ONO) con un 23,6% del total y Orange, con el 19,4%. El resto de operadores suman en conjunto un exiguo 2,5%. Hay que tener en cuenta que estos datos que ofrece la CNMC y que son los últimos disponibles, corresponden al año 2016, por lo que las cifras totales pueden variar, aunque no sustancialmente la cuota de mercado de las compañías, dada la gran ventaja de Movistar sobre el resto.

En el caso de las líneas de banda ancha, están en activo en la provincia un total de 108.524 conexiones, de las que un 30% corresponden al sistema xDSL; el 15,2%, al HFC; y un 7,7%, al FTTH.

Hace dos años, la penetración de la televisión de pago en los hogares de la provincia ya era significativa, aunque desde que la CNMC recopiló las últimas estadísticas y hasta la fecha, el mercado de la televisión a la carta a través de plataformas como Netflix, HBO, Filmin, Movistar +, Vodafone TV, Orange TV o Amazon Prime Video, entre otros, se ha disparado por el incremento de la oferta de contenidos y la rebaja de los precios de acceso. Con todo, en 2016 en Burgos se contabilizaban 40.208 accesos de televisión de pago, con una penetración del 11,2 por ciento.