El Correo de Burgos | Sábado, 22 de septiembre de 2018

El PP lanzará un informe sobre los accesos de la AP-1 «en 15 o 20 días»

Hace especial hincapié en la «conectividad» de las empresas del entorno de Monasterio de Rodilla / Los primeros candidatos se conocerán a principios de diciembre e incluso «antes»

10/09/2018

El Partido Popular trabaja en la elaboración de un informe técnico sobre los accesos «necesarios» en la autopista AP-1 tras su liberalización en diciembre. Con este documento, que se presentará en el Ministerio de Fomento dentro de «15 o 20 días», se pretende ofrecer «conectividad» y alternativas económicas de futuro en las comarcas por las que discurre la vía. Según avanzó ayer en Cerratón de Juarros el presidente del PP burgalés, César Rico, se hará especial hincapié en la construcción de un acceso complementario «a través de Monasterio de Rodilla que dé servicio a las empresas que están ubicadas en el monte de La Brújula».

El también presidente de la Diputación celebró que el PSOE haya «cambiado de criterio» después de «tres prórrogas socialistas» durante los Gobiernos anteriores al de Pedro Sánchez. Ahora, con la liberalización ya fuera de toda duda, a los populares les «preocupa» el «futuro» de la autopista. Por lo tanto, se mostrarán «exigentes» para que el Ejecutivo central mantenga los «compromisos»de la era Rajoy con la provincia.

Dentro de esa lista se encuentran la A-12 entre Burgos y Logroño o la A-73 con destino a Aguilar de Campoo, un proyecto en el que, según Rico, el anterior Ministerio de Fomento consiguió «agilizar los trámites y la financiación» para que «la salida de la meseta hacia Santander» sea una «realidad» lo antes posible. Cómo no, tampoco se olvidó de la A-11 a su paso por la Ribera del Duero. Sobre todos estos proyectos, aseguró que «estaremos vigilantes para que se cumplan y se vean plasmados en los Presupuestos Generales del Estado».

De cara a las elecciones municipales y autonómicas, el mandatario del PP subrayó el «esfuerzo colectivo» necesario de militantes y simpatizantes a la hora de «tener la maquinaria engrasada» para volver a «cubrir con candidaturas toda la provincia». De lo que no se habla por ahora en el seno del partido es de nombres. Las confirmaciones, como pronto, se producirán «a principios de diciembre» e incluso «posiblemente antes»de la convención nacional que tendrá lugar el 1 y 2 de diciembre. Para esas fechas, se darán a conocer, al menos, los cabezas de lista de los municipios de más de 20.000 habitantes, precisó Rico.

A falta de nombres, el presidente de la Diputación destacó la «vocación de Gobierno» de su formación gracias a un «entramado territorial muy potente» que permite la conformación de listas entodos los núcleos de población de la provincia.

«Salimos a ganar en todos los terrenos de juego, no salimos a empatar», enfatizó Rico sin aventurarse en posibles pactos porque el PP tratará de consolidar o recuperar ayuntamientos para gobernar con «total autonomía». Sin lugar a dudas, uno de los grandes objetivos de los populares es Miranda de Ebro, donde esperan «recuperar» la «confianza ciudadana» que, en su día, les llevó a cosechar el mayor número de votos en la ciudad.

«Es tiempo de cambio», señaló el portavoz del grupo popular en Miranda, Borja Suárez, tras considerar que el municipio debe convertirse en un «revulsivo» para la provincia y para el conjunto de la Comunidad, superando al mismo tiempo la etapa de «coaliciones paupérrimas» del actual equipo de Gobierno, que en su opinión se ha caracterizado por una «gestión nefasta» que ha traído consigo «paro» y escaso desarrollo industrial. Respecto a ese handicap, Suárez reavivó el debate de la «lista más votada» para evitar que las «coaliciones de perdedores» se sitúen al frente de las administraciones.

En estos momentos, el PP inicia un curso político «complejo» que, a juicio de Rico, arranca con las «incertidumbres» del actual Gobierno, cuya política económica, sin «directrices claras», está «marcada por los populistas». Bajo esa perspectiva, insistió en la necesidad de «actuar de una manera más contundente» en lugar de ampararse en «cortinas de humo» que «no nos llevan a ningún lado». Sea como fuere, mostró su preocupación por el próximo presupuesto de Sánchez y «lo que se nos avecina» si consigue aprobarlo.