El Correo de Burgos | Sábado, 17 de noviembre de 2018

MUNICIPAL

El cambio a ‘papel cero’ en el Ayuntamiento costará 6 millones

Pese a la prórroga de 2 años para implantarlo, Foronda dice que «vamos retrasados»

M. R. / Burgos 11/09/2018

El Ayuntamiento tiene que dar el salto a la administración electrónica y el margen de tiempo es cada vez menor, a pesar de que se ha prorrogado el plazo en dos años -octubre de 2020- para que el papel cero sea una realidad en la administración local. El PP llevó ayer a la comisión de Hacienda una propuesta de planificación plurianual de inversión para la aplicación de la normativa de administración electrónica.

El equipo de Gobierno puso sobre la mesa una propuesta que plantea una inversión de 6 millones de euros en los próximos cinco años, hasta el año 2023, en la que se repartiría la inversión de la siguiente manera:1,7 millones durante 2019, 1,5 millones durante 2020, un millón en 2021, otro en 2022 y 875.000 euros en 2023. Esta es la previsión de inversiones plurianuales que han planteado el secretario, el viceinterventor y el jefe de Informática y que han desarrollado en contratos, según explicaba el concejal de Hacienda,Salvador de Foronda, después de que se haya dejado de momento la propuesta sobre la mesa tras demandar más información los grupos de la oposición.

El plan contempla una actualización de toda la plataforma, con la actualización de todas las aplicaciones informáticas para la gestión interna, así como el cambio de todos los ordenadores para la implantación de las «todas las herramientas que conlleva, de forma progresiva para todos los puestos de trabajo del Ayuntamiento». Además, explicó De Foronda, se van a actualizar «todos los hardware». El objetivo es que en los próximo años el papel «dejará de existir e irá a la nube, por lo que habrá que ampliar el centro de tratamiento de datos que hay en el parque de Bomberos».

El edil de Hacienda explicó que, por la experiencia que hay desde el año 2014 con la gestión electrónica de los tributos, el centro de tratamiento de datos «se queda pequeño». Además, recordó que la legislación obliga «por operatividad» a tener otro centro a al menos 300 kilómetros para proteger los datos en caso de catástrofe para adaptarse al«esquema nacional de seguridad».

Otro de los pasos que hay que dar en esta transición a la administración electrónica es la evaluación de la protección de datos, «hay que suscribir convenios con todas las administraciones y hay que crear un registro electrónico». De Foronda reconoció que «vamos atrasados» en la parte que corresponde al Ayuntamiento, «no así en la gestión de los tributos, que llevamos desde el año 2014». Respecto a si en dos años, concretamente el 12 de octubre de 2020, habrá tiempo para poner en marcha la administración electrónica, el concejal de Hacienda dijo que «hemos planteado unas inversiones de continuidad, estaremos a tiempo», ya que «habremos contratado el hardware para el registro electrónico». En cuanto a las prioridades, manifestó que hay que «cambiar muchísimas cosas». En primer lugar, «hay que unir la operatividad y las aplicaciones informáticas respecto a la Ley de Protección deDatos».Es decir, como se dice en el argot informático, ‘capar’ los ordenadores para que no se pueda sacar información ni utilizar ‘pen drive, salvo en determinados terminales.

De Foronda añadió que «lo más importante» es tener un registro electrónico para tener un contacto con la administración, algo que es obligado ya a las sociedades mercantiles, así como la formación de los trabajadores. Del mismo modo, será necesario elaborar una ordenanza de la Administración Electrónica.