El Correo de Burgos | Domingo, 18 de noviembre de 2018

RUGBY / División de Honor

El UBU Colina Clinic promete pelea

Los gualdinegros están preparados para el debut en la elite a pesar de los problemas encontrados durante la preparación / «No daremos ni un punto por perdido», indica Martín

DIEGO ALMENDRES 12/09/2018

BURGOS
El Universidad de Burgos Colina Clinic cuenta ilusionado los días que restan antes de su inolvidable estreno en la elite del rugby nacional. Sin embargo, la alegría y la esperanza propias del debutante se mezclan con la resignación al preparar el estreno sin el margen de maniobra deseado.

A pesar de que el bloque gualdinegro trabaja desde el 6 de agosto para llegar en las mejores condiciones al encuentro del sábado frente al Alcobendas, el cuerpo técnico reconoce que el retraso acumulado en la incorporación de algunos jugadores y la suspensión del amistoso programado frente al Independiente han condicionado la evolución del equipo. «Nos falta una semana de trabajo para llegar como hubiéramos deseado», reconoce David Martín.

El cuadro burgalés apura una pretemporada «corta, pero intensa» en la que ha tenido que adaptarse a las circunstancias y a las ausencias prolongadas. «Por fin tenemos a todos», resume el técnico del equipo local. Y eso que en los días previos al debut cuenta con la duda por lesión de Nico Bianco y con los problemas físicos de Lohan Potgieter y Emiliano Calle.

Todo, una vez asumido que los internacionales sub20 Otger Sirvent y Sergio Molinero están concentrados con la selección y que Facundo López sigue al margen del grupo. «No me preocupo por las cosas que no puedo solucionar», zanja el responsable deportivo gualdinegro, para centrarse exclusivamente en el trabajo diario.

Martín reconoce que «faltan cosas por hacer y por mejorar», pero valora la progresión descrita «poco a poco». «Me ha faltado un partido para acabar de conjuntar el bloque. La suspensión del amistoso ante Independiente nos fastidió mucho», lamenta.

Eso sí, el entrenador subraya la «buena aclimatación» del grupo a la exigencia diaria de la División de Honor y valora las virtudes de su equipo. «Estamos fuertes en los contactos y cada vez tenemos un ritmo mayor», indica.

Por eso y por la necesidad de disfrutar de cada compromiso en la elite, el Universidad de Burgos Colina Clinic se lanzará a por todas desde el primer día sin importar la circunstancia del momento o el rival de turno. «No es lo mismo empezar contra el Alcobendas que hacerlo contra otro rival como La Vila», señala para liberar de presión al proyecto. Sin embargo, el bloque de San Amaro promete batalla. «Que todo el mundo tenga claro que este equipo no dará por perdido ni un punto y que en cada jornada pondrá la cara», zanja.