El Correo de Burgos | Lunes, 19 de noviembre de 2018

ENTREVISTA A ROSARIO MARTÍNEZ / Secretaria general del PSOE de Villarcayo

«El consenso sería deseable, pero no veo una posibilidad real»

Aún desconoce cuándo tomará posesión como edil, pero asume su responsabilidad con el «compromiso» de abordar cuestiones prioritarias para el municipio como el paro, la despoblación y la «falta de comunicaciones» que tanto preocupa en Las Merindades

12/09/2018

No es fácil el reto político que afronta Rosario Martínez. Pronto prometerá su cargo como concejala del PSOE -sustituyendo a Lidia Isla-en el Ayuntamiento de Villarcayo, donde las tensiones -dentro y fuera del equipo de Gobierno- han ido in crescendo desde que arrancó la legislatura. Con este panorama, ve improbable un acercamiento de posturas de aquí a mayo del año que viene. Lo que sí tiene claro es que la reciente aprobación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) ha sido «precipitada» e incluso «arriesgada» por parte de la Corporación, pues «carece de partida presupuestaria suficiente». Asimismo, considera que será «lesiva para las arcas municipales» porque «bloquea inversiones futuras». Y no es la única que opina que «las prisas no son buenas». De hecho, Jesús Argüelles (Ciudadanos), Mercedes Alzola (PP) y la propia Isla abandonaron el último pleno, el mismo en el que la ex edil socialista formalizaba su adiós.

Pregunta.- Aparte de la responsabilidad que entraña el cargo, ¿cómo afronta su reciente entrada en el Ayuntamiento de Villarcayo?

Respuesta.- Sobre todo con responsabilidad porque es lo primero que debemos tener en cuenta cuando participamos en política: la asunción de responsabilidades. También con compromiso, con la sociedad y con el pueblo al que representamos. No solo con la gente que nos ha votado, sino con todos los ciudadanos.

P.- ¿Cómo recibió la renuncia de Lidia Isla?

R.- Yo era la segunda en la lista, así que desde el principio tuve en cuenta que, en el momento en que Lidia renunciase, me tocaba a mí. De alguna manera, siempre tenía en cuenta esa posibilidad. Además, el acta de concejal es privativa de la persona y no del partido. Lidia ha tomado esa decisión y tiene todo mi respeto.

P.- Como secretaria general del PSOE de Villarcayo y, en breve, como única representante socialista en la Corporación, ¿cuáles son sus prioridades para el municipio?

R.- Dado que no tengo mucho tiempo de actuación real dentro del Ayuntamiento, siempre hay algo que nos preocupa y que tiene que preocupar a cualquier integrante de un partido político en Villarcayo o de una asociación. Esla realidad que tenemos de despoblación, de falta de comunicaciones o la falta de trabajo y las condiciones laborales de la gente.

P.- La presente legislatura está siendo convulsa, con una moción de censura entre medias, posturas enfrentadas y graves acusaciones. ¿Confía en un cambio de rumbo hacia futuros consensos o es tarde para que las aguas vuelvan a su cauce?

R.- No creo que haya una posibilidad real de algún tipo de consenso. Sería deseable, pero no veo una posibilidad real. Las posturas están enfrentadas, no solo entre el equipo de Gobierno y la oposición. Dentro del grupo de Gobierno se ven actitudes que no dan apariencia de tranquilidad y de consenso.

P.- ¿Tiene futuro la coalición entre Iniciativa Merindades de Castilla (IMC) y el Partido Popular?

R.- Las cuestiones relativas a coaliciones, acuerdos o pactos les corresponden más a ellos dentro de la responsabilidad que han tenido de hacer esos acuerdos o de romperlos. También debemos tener en cuenta que tenemos las elecciones municipales de mayo del año que viene muy cercanas y en algún momento se va a tener que ver qué postura tienen ellos. Esperaremos a ver qué decisiones toman, tanto el Partido Popular como Iniciativa Merindades.

P.- ¿Le sorprendió esta alianza de Gobierno o ya se lo esperaba?

R.- En campaña electoral, teniendo en cuenta las posibilidades de tener un concejal o dos, nos advertían que íbamos a pactar con el Partido Popular aunque no teníamos un margen de actuación real en ese caso. Nos insistían a nosotros y, precisamente, los que más nos insistían fueron los que después pactaron con el Partido Popular.

P.- ¿Se empezó a gestar la coalición a raíz del Campo de Aviación? Por cierto, ¿alguna novedad?

R.- Creo que fue uno de los puntos. Pudo ser algo que tuvieron en cuenta a la hora de pactar, pero no creo que fuese el punto más importante. Supongo que tendrían la intención por otras circunstancias. Sobre el Campo de Aviación, no tengo ninguna novedad que resaltar.

P.- ¿Trabaja ya el PSOE de Villarcayo en clave electoral o todavía es pronto para diseñar estrategias de campaña?

R.- Sería un poco atrevido, sobre todo dada la situación de renuncia de Lidia. No creo que sea conveniente. Además, tenemos que centrarnos en la realidad del Ayuntamiento y ser muy responsables.

P.- De futuros pactos ni hablamos...

R.- Hablar se podría hablar, pero creo que sería faltar un poco al respeto, tanto a los otros partidos como a los ciudadanos de Villarcayo.

P.- -En 2015, las candidaturas independientes y Ciudadanos conquistaron plazas importantes en la provincia. ¿Qué ofrecen las agrupaciones socialistas para recuperar la confianza de los votantes?

R.- El Partido Socialista siempre ha mantenido una línea, independientemente de las actuaciones de otras agrupaciones que se han movido en muchas direcciones, han querido llegar a muchas partes y, luego, muchas veces se ve que no han tenido una posibilidad real. Al final han dado muchos bandazos. Lo digo con respeto, pero nosotros representamos una línea más consciente.

P.- ¿Les beneficia que Pedro Sánchez esté en la Moncloa? Lo digo por la AP-1 y otros proyectos en camino...

R.- Cualquier partido político, en Villarcayo o en cualquier otro pueblo de la comarca, tiene que ser reivindicativo. No solo estando en la oposición, sino también cuando tiene miembros de su partido en el Gobierno. Es lo que haremos en cualquier circunstancia.

P.- ¿Su petición más urgente para Las Merindades?

R.- Por supuesto que la haremos cuando surja esa posibilidad, sobre todo respecto a las comunicaciones.

P.- Imagino que se refiere a esa autovía que nunca llega...

R.- Sí, pero no solo está la autovía. También el estado de las carreteras por las que se desplazan todos los ciudadanos de la comarca, ya sea a Burgos o a Bilbao.

P.- ¿Cómo va la militancia? Desde fuera, da la impresión de que hoy en día los jóvenes no se implican demasiado con los partidos tradicionales. ¿Hay cantera en el PSOE burgalés?

R.- Yo no hablaría solo de los jóvenes, sino de las mujeres y de toda la población en general. La militancia no es un tipo de reserva ni algo elitista, es simplemente un compromiso. Creo que la gente tiene que comprometerse con la participación política y no ver la política como algo malo porque es una oportunidad de participación.