El Correo de Burgos | Viernes, 16 de noviembre de 2018

11:12 h. SESIÓN DE CONTROL

Primer cara a cara en el Congreso: Casado reclama a Sánchez un nuevo 155 para Cataluña

Duro choque entre Calvo y Montserrat: que el PP que "se ponga detrás". Gabriel Rufián, de amarillo, carga contra Marlaska.

EL PERIÓDICO / AGENCIAS 12/09/2018

Cataluña ha estado presente en el primer cara a cara entre Pedro Sánchez y Pablo Casado, que ha tenido lugar este miércoles en la sesión de control del Congreso de los Diputados, solo un día después de la Diada. Tras recriminar al presidente del Gobierno sus rectificaciones en materia de inmigración, política penitenciaria o seguridad en estos primeros cien días de Gobierno, el nuevo líder del PP ha hecho hincapié en el "aquelarre independentista" de la Diada y en que el Gobierno ofrezca diálogo y "solo" diga que "le gustaría que los presos no estuvieran en la cárcel" y que "Cataluña es una nación".  Además, le ha ofrecido la mayoría absoluta del PP en el Senado para recuperar la legalidad aplicando el artículo 155 de la Constitución.

 

En el estreno de Casado como líder de la oposición, tras ganar en julio el congreso de su partido que eligió al sucesor de Mariano Rajoy, ha criticado que Sánchez haya llegado a la Moncloa a través de una moción de censura sustentada en acuerdos con los "populistas" e "independentistas" y que ahora "pagan" los españoles, a lo que Sánchez ha respondido que  siete años de Gobierno del PP "no se arreglan en cien días".

Además, ante las palabras de Sánchez en el Senado en las que aseguró que su receta para Cataluña es "ley y diálogo", ha parafraseado a Francesc Cambó: "Pretende ser Bismarck en Madrid y Bolívar en Cataluña". Pero le ha advertido de que el apaciguamiento ya no es posible y, por ello, le ha pedido que ponga orden en Cataluña y acabar con las "procesiones tenebrosas de antorchas", con el "cerrojazo" del Parlament y con las agresiones en la calle.

TENSIÓN ENTRE CALVO Y MONTSERRAT


Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha exigido al PP que "se ponga detrás" del Ejecutivo para resolver la crisis catalana, como hicieron los socialistas cuando estuvieron en la oposición. En su primer cara a cara con la nueva portavoz del PP, Dolors Montserrat, Calvo ha insistido en que ante esta crisis "no hay otra salida que hablar y reconducir en el marco constitucional a una parte del territorio español".

En un intenso cara a cara, Montserrat ha acusado al Gobierno de haber "abandonado" a la mayoría de los catalanes y ha considerado "absolutamente inaceptable" que en España "gobiernen los votos de Torra y de Rufián" y que "el puño amenazante de Torra sea la mano que mece la cuna en Moncloa".

"No han aprendido nada de todo lo vivido" ha dicho Carmen Calvo a los populares, a los que ha reprochado el haber llevado el conflicto catalán "hasta el límite de entregárselo exclusivamente a la justicia" cuando estaban en el Gobierno.

RUFIÁN DE AMARILLO


El diputado de ERC Gabriel Rufián ha acudido al hemiclo vestido de amarillo, el color que recuerda a los políticos catalanes presos. A su pregunta, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha defendido el envío de refuerzos de agentes 'antidisturbios' coincidiendo con la Diada y el primer aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre. "No tenemos ansia de intervención sino de prevención", ha defendido este miércoles ante las críticas expresadas por ERC y PNV en la sesión de control en el Congreso.

Antes de la sesión de control, el portavoz del PDECat en el Congreso de los Diputados, Carles Campuzano, celebraba las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell (que este miércoles ha vuelto a reafirmarse en su apuesta por el diálogo), en las que decía que él prefería que los políticos presos estuviesen libres y ha asegurado que varios ministros que conforman el Ejecutivo le han hecho llegar en privado el mismo pensamiento.