El Correo de Burgos | Miércoles, 17 de octubre de 2018

RUGBY

Atasco en Hernani

El Universidad de Burgos Colina Clinic encaja la segunda derrota de la temporada en un encuentro tosco y lento en el que el cuadro burgalés fue incapaz de mostrar su mejor cara

07/10/2018

HERNANI: 8
UBU COLINA: 6

Árbitro: Alfonso Mirat. Mostró cartulina amarilla a los jugadores locales Collado (minuto 42) y Noriega (minuto 60).
Tanteo: 5-0, min. 9: ensayo de Pérez. 5-3, min. 34: golpe de castigo de Calle. 5-6, min. 74: golpe de castigo de Calle. 8-6, min. 78: golpe de castigo de Elosegi.

Hernani CRE: Levín, Otaño, Garmendia, Ternisten,Astarloa, Mijangos, Pérez, Otxotorone, Garmendia I., Elosegi, Leonet,Collado,Etxeberria, Terminsten y Bideharay. También jugaron Noriega, Arratibel, Iradi, Tayea, Pelaz, Imaz y Garmendia.
Universidad de Burgos Colina Clinic: González, Fuente, Pisapia, WAgenaar, Ascroft-Leigh,Snyman, Aristemuño, Talalei, Rocamán, Calle, Potgieter, Molinero, Bianco, González y Kleynhans. También jugaron Carvajales, Caballero, Masuyama, Camarero, Herreros, África y Guido.

El Universidad de Burgos Colina Clinic se quedó a las puertas de lograr la tercera victoria consecutiva en Liga. Pero no pudo con un rocoso Hernani, que en un encuentro cerrado y en el que las defensas se impusieron a los ataques logró la victoria en un golpe de castigo cuando faltaban solo dos minutos para que el colegiado decretara el final del encuentro.

El conjunto burgalés cayó con bravura en la infernal tarde de Hernani tras un encuentro marcado por el gran trabajo de las defensas y la nula fluidez del juego a la mano. Una acción de los vascos en el último compás de la tarde determinó el resultado adverso cuando el Aparejadores estaba casi saboreando la victoria. Los burgaleses se quedaron con la miel en los labios cuando el choque estaba prácticamente concluido. El marcador más corto de lo que va de Liga Heineken determinó la primera salida sin éxito para los castellanos.

Con mucha agua cayendo sobre Landare Toki y, lo que es peor, con un fuerte vendaval azotando las instalaciones del Hernani, el encuentro fue una ardua batalla con los locales más acostumbrados a las adversas circunstancias que tuvieron que superar ambos contendientes. Así, muy pronto llegó una acción de la delantera vasca con ensayo final de Mikel Pérez, que no pudo ser transformado. Habían pasado 9 minutos y Hernani estaba por delante y los burgaleses se quedaron muy cerca de contestar. En un encuentro incómodo, feo para el espectador, Juandre Kleynhans estuvo a punto de igualar para los castellanos en una gran carrera, pero fue placado por un defensor guipuzcoano cuando ya se aproximaba a la línea de marca.

UBU Colina Clinic empujó con fuerza, maravilloso el trabajo del paquete de delanteros metiendo a Hernani dentro de su línea de 22 durante muchos minutos, pero tuvo que ser a través de un golpe de castigo ejecutado por el especialista Emiliano Calle el que recortara las diferencias. Restaban 6 minutos para el intermedio, pero la dinámica del encuentro no varió. Lucha, intentos desesperados por construir a la mano pero un juego reñido con el espectáculo y la fluidez.

Una amarilla a los locales nada más reanudarse el encuentro -el colegiado amonestó a Mattin Collado-, abría paso a una nueva fase de control de juego por parte del UBU Colina Clinic, pero Calle erró en uno de sus lanzamientos a palos, que podría haber sido la remontada.

Con los dos equipos de nuevo igualados en cuanto a sus quince elementos sobre el maltrecho césped, de nuevo los mols y las melés con sendos paquetes de delanteros librando una lucha encarnizada se convirtieron en protagonistas de una contienda de un enorme desgaste para todos los jugadores.

Hasta que en una acción local llegó la infracción de Eneko Noriega, lo que le supuso la tarjeta amarilla y los consiguientes 10 minutos fuera del terreno de juego. El conjunto castellano aprovechó las circunstancias para forzar, a 5 de que se cumpliera el minuto 80, un golpe de castigo que esta vez sí, Calle enviaba entre palos. La escuadra le había dado la vuelta a la tortilla y el marcador reflejaba 5-6.

Tocaba aguantar hasta el final, pero Hernani empujó en un terreno en dantescas condiciones hasta que a un minuto y medio del final, un golpe de castigo convertido por Anartz Elosegi hizo que las ilusiones del cuadro de Burgos de regresar con el triunfo se fueran al traste. Al Universidad de Burgos Colina Clinic le faltó fortuna en un encuentro equilibrado, disputado, tosco, lento y que pudo caer de cualquier lado.

David Martín: «Nos han ganado por actitud»

David Martín acabó el partido en Hernani muy contrariado con los suyos. Lamentaba la oportunidad perdida para sumar un nuevo triunfo y estaba convencido de que si el equipo hubiera estado a su nivel hubiera logrado los puntos. «Nos han ganado por actitud. Ellos han estado más intensos en todas las fases del juego. Han entrado siempre más fuertes y eso es lo que ha provocado que hayan logrado la victoria», comentó tras el choque.

Nada de lo que el Universidad de Burgos Colina Clinic había ensayado a lo largo de la semana salió sobre la cancha guipuzcoana. La lluvia y el viento dificultó el juego castellano, aunque su técnico no quiso hablar excesivamente de las circunstancias. «Está claro que no nos ha beneficiado, pero no creo que sirva como excusa. No hemos hecho nada de lo que habíamos previsto y han estado mejor en la mayor parte de los aspectos», explicó.

Confía en que la derrota sirva para que su plantilla sepa lo que no debe hacer en próximos compromisos. «Espero que nos sirva para aprender. Esto no es borrón y cuenta nueva. Deben recapacitar», finalizó.