El Correo de Burgos | Sábado, 24 de agosto de 2019

Diputación hará el Plan Financiero cuando sepa con qué fondos cuenta

El Presupuesto para el ejercicio de 2012 se aprobará ya entrado el mes de enero

08/12/2011

J. C. R.  / Burgos
La Diputación de Burgos aplazará la elaboración del Plan Económico y Financiero para los próximos cuatro años una vez conozca las cantidades, provinientes del Gobierno y de la Junta, con las que cuenta, al menos para el año 2012. Así lo explicó ayer el presidente de la Comisión de Hacienda de esta Administración, José María Martínez. El responsable de la hacienda provincial reconoció que la idea, de momento, está «aparcada» pero que es una «prioridad».
En cualquier caso, su equipo técnico trabaja para presentarlo el año que viene. Ademas, Martínez recordó que las cuentas de 2012 «van a ser muy restrictivas» aunque «aún es pronto para saber en cuánto descenderá el presupuesto del año que viene» con respecto a este año.
Sin querer desvelar aún cifras de recorte en las cuentas, el presidente de la Diputación Provincial de Burgos, César Rico,  apuntó ayer que el presupuesto de 2012 «va a ser prudente», entre otras cosas porque, insistió, «no conocemos las grandes variables económicas» que afectan a las corporaciones locales, lo que les exige tener mucho tacto a la hora de elaborar las cuentas. Lo que sí es seguro es que los futuros presupuestos de la Diputación serán menores en 2012.
Será en los primeros días de enero cuando se aprueben las cuentas y hasta ese momento, se funcionará con un presupusto prorrogado de «manera técnica».  Como consecuencia, este año no se celebrará el tradicional Pleno Extraordinario de 28 de diciembre, fecha en la que el anterior presidente Vicente Orden Vigara elegía para dar el visto bueno a las cuentas del siguiente año.
Hace mes y medio, Rico anunciaba una «posible prórroga» de la cuentas provinciales porque desde la Administración se desconocían «las partidas económicas del Estado» para elaborar unas cuentas fiables.
El presidente aseguraba entonces que la Institución se planteaba «prorrogar los presupuestos de 2011 para el año que viene» dado que «ninguna administración» conoce cuánto dinero va a recibir de los fondos del Estado. Con este panorama, lo que sí haría, en todo caso, el equipo de Gobierno provincial es elaborar un «borrador» inicial con una previsión de ingresos pero no garantizó Rico que sea definitivo.
José María Martínez recordó también que en los primeros días de enero también se conocerán «los remanentes brutos» de tesorería con los que se pueden acometer aquellas actuaciones «que no se hayan podido hacer antes».