El Correo de Burgos | Martes, 25 de junio de 2019

La Vía Verde unirá La Bureba y Burgos en 2013

La Vía Verde unirá La Bureba y Burgos en 2013. Los trabajos en la antigua traza del Santander-Mediterráneo han avanzado muy rápidamente los últimos cuatro meses

11/02/2012

GERARDO GONZÁLEZ / Briviesca

La rapidez con la que se está ejecutando la obra de adecuación de la antigua línea de ferrocarril en su tramo entre Quintanilla Vivar y Carcedo de Bureba hace factible que se cumpla la previsión de terminar la obra a mediados de 2013.

Así, la comarca burebana contará con una singular conexión ‘verde’ con la capital de la provincia lo que se espera logre captar nuevos visitantes tanto a la zona como a las comarcas por la que cruza.

Una vez finalizada la obra, de responsabilidad estatal, deberá concretarse la fórmula para la conservación y promoción de la Vía Verde impulsada por el grupo Adeco Bureba dentro de su ámbito territorial.

Según fuentes del grupo, se considera como la fórmula más idónea la creación de una mancomunidad de municipios, en total cruza por seis términos, que asuma estas tareas necesarias.

Tanto el coste de conservación como las acciones tendentes a su puesta en valor resultarían complejas y difíciles si cada uno de los pueblos las realizara por separado. A ello se suma la imposibilidad de acceder a líneas de ayudas institucionales creadas para los distintos tipos de mancomunidades existentes.

Hasta el momento, los gastos generados por el alquiler de los terrenos a Adif tras la firma del convenio han sido asumidos por el grupo de desarrollo rural que también se comprometió a diversas realizar actuaciones una vez habilitada para su nuevo uso.

Concretamente se fijó que los grupos firmantes del convenio, Adeco Bureba y Ceder Merindades, costearían, instalarían, conservarían y mantendrían los 17 paneles informativos montados sobre la estructura de madera que se indica con la forma, material, medidas, texto, mapas, tamaño, diseño y logotipo de Adif.

Los paneles serían instalados por en el origen, final y punto medio de la Vía Verde, a fin de informar a los ciudadanos del lugar físico en que se encuentran, así como una breve historia ferroviaria del tramo que se encuentran recorriendo. El tiempo por el que se estableció el arrendamiento fue de 20 años pudiendo prorrogarse por acuerdo expreso y escrito de las partes a diez años más.

La actual situación en el tramo de la comarca de Merindades hará que la cifra de estos paneles sea inferior ya que existen dudas de que la Vía Verde puede continuar desde Castellanos de Bureba si no se resuelven las diferencias.

Actualmente, los trabajos ejecutados en el tramo de Adeco Bureba ya muestran las características principales de la futura Vía Verde que una vez hayan finalizado será hábil tanto para senderistas como cicloturistas.

Nivelado

Concretamente se ha procedido a nivelar y compactar la plataforma del camino, aprovechando el balastro original de la antigua vía férrea, formado por un material adecuado para servir como sub-base del trazado.

Sobre esta sub-base se construirá un firme granular de 15 centímetros de espesor con una capa de zahorra artificial y, paralelamente, se procederá a la apertura de cunetas para garantizar un adecuado drenaje de las capas de la plataforma.

Asimismo, a lo largo del recorrido se van a acondicionar dos puentes metálicos sobre el río Ubierna, un pontón sobre el río de La Molina, y otro puente sobre un afluente del río Homino, así como cinco pasos inferiores de la vía.

Finalmente se instalarán elementos de seguridad y señalización habilitándose de áreas de descanso en las proximidades de los núcleos urbanos, dotándolas de plantas y del mobiliario necesario para su disfrute como aparcabicis, mesas y bancos.

Para los usuarios de bicicletas, en el proyecto se prevé que dispongan de un carril asfaltado con lo que contarían con un tramo totalmente seguro para circular de 44 kilómetros.

t