El Correo de Burgos | Sábado, 23 de septiembre de 2017

DISCO

Cuatro amantes para la guitarra

Eduardo Inestal, músico salmantino en Düsseldorf, reúne por primera vez piezas para este instrumento de Antonio José y Eduardo y Regino Sainz de la Maza

06/02/2013

A.S.R. / Burgos
Habrá un silencio verde / todo hecho de guitarras destrenzadas. // La guitarra es un pozo / con viento en vez de agua.
Escribió Gerardo Diego estos versos a la guitarra y, precisamente, su poesía, junto a la del resto de sus colegas del Grupo del 27, provocó que Eduardo Inestal se acercara a los autores que alimentan estos años dorados. El músico salmantino afincado en Düsseldorf (Alemania) ha reunido por primera vez en un disco las obras para guitarra de los tres compositores burgaleses más importantes del siglo XX: Antonio José y los hermanos Eduardo y Regino Sainz de la Maza.
El sello discográfico austriaco Classic Concert Record Salzburg/Balcon Records edita La guitarra de Burgos, con el apoyo de Caja de Burgos, que ya se puede comprar en la página web de esta discográfica y en la mayoría de las plataformas de internet: Amazon, iTunes, Spotify...
«Este proyecto surgió de la ilusión de poder grabar las obras con las que más disfruto, la música que más siento y que ha elevado a la guitarra al nivel de otros instrumentos llevándola por todo el mundo, y que es la música española de mediados del siglo XX», destaca Eduardo Inestal a través del correo electrónico desde Düsseldorf, donde es profesor del Conservatorio Clara Schumann.
El guitarrista charro añade que su interés por esta etapa está ligado al grupo literario del 27. «Es un periodo de una excepcional efervescencia cultural. Los músicos de esta generación intentan modernizar y revitalizar la música española, pero sin renunciar a nuestra música popular. Casualmente, tres de los más grandes compositores de esta época para guitarra nacieron en la ciudad de Burgos», completa Inestal. Y esas figuras a las que se refieren son los ya citados Antonio José, Regino y Eduardo Sainz de la Maza, que copan las pistas del trabajo.
El álbum se articula en torno a 17 piezas. Se incluye Sonata para guitarra, del compositor fusilado en 1936; Platero y yo, Homenaje a Toulousse Lautrec y Campanas al alba, de Eduardo Sainz de la Maza; y Rondeña, Petenera y Zapateado, tres pequeñas obras de Regino Sainz de la Maza.
El guitarrista desea poder interpretar estas composiciones en la ciudad natal de sus autores. Se encuentra a la espera de una llamada que le abra uno de sus escenarios.
La guitarra de Burgos se suma a la discografía que el intérprete salmantino, paso a paso, va reuniendo: Música contemporánea hispano lusa para guitarra clásica y VI Semana de Guitarra Villa de Petrer.
Eduardo Inestal viajó a Alemania en 2005 para ampliar sus estudios tras pasar por el Conservatorio Superior de Salamanca y allí se quedó. Cuando los completó, le ofrecieron enseñar en el Conservatorio de Düsseldorf y hasta hoy. «Afortunadamente el estar en Alemania no ha sido una decisión forzada por la crisis», señala cuando se le pregunta si es uno de los muchos jóvenes que han emigrado al país europeo en busca de su futuro. Él lo encontró antes. 

 
Retrato en tres acordes
La guitarra pinta la biografía de Eduardo Inestal (Salamanca, 1982) desde que a los siete años entra en la Escuela de Música Gombau de su ciudad natal y, después, en el Conservatorio Profesional de Música de Salamanca. Sus caminos ya no se separarían. Completa sus estudios en la Robert Schumann Hochschule de Düsseldorf, donde los culmina por todo lo alto.
Su carrera va viento en popa y recoge premios internacionales en cada puerto. Ha conquistado el Norba Caesarina, José Tomás, Villa de Petrer, Villa de Aranda, Luys Milán... Su actividad concertística como solista, en la Orquesta Sinfónica de Castilla y León y en la Kammerorcherster des Bachs Verein Köln, y como músico de cámara le lleva a vivir aventuras en España, Alemania, Holanda, Portugal y Bélgica. Le invitan de distintos festivales como el de Segovia, Düsseldorfer Gitarrenfestival, Jóvenes Maestros Internacionales de León, Semana de la Guitarra de Petrer (Alicante), Klanken Festival Maastrich (Holanda)...
Eduardo Inestal ha protagonizado el estreno absoluto de obras de compositores como Joaquín Clerch, profesor suyo en Düsseldorf, que le dedicó El vals de la apuesta. También lo han hecho Javier Salvador, Santiago Quinto, Simone Iannarelli o Francisco Albert Ricote.