El Correo de Burgos | Jueves, 14 de noviembre de 2019

SEMANA SANTA

La Junta de Gobierno de la Soledad reconoce ante los cofrades un primer déficit de 65.682 euros

La Virgen podrá estrenar el manto porque un cofrade prestó a la hermandad los 22.000 euros que restan por pagar / El párroco de Santa Águeda viajó a Málaga a por la prenda

28/03/2013

Burgos

El descubierto en la contabilidad de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Santiago ascendía, a día de ayer, a 65.682 euros. Aunque esa cantidad podría incrementarse, según las cuentas se vayan aclarando, en al menos otros 20.000 euros, según fuentes consultadas por este periódico. El ex Hermano Mayor de la hermandad y presunto autor de una apropiación indebida, Antonio Gutiérrez, justificó sólo gastos por 30.000 euros.

La Junta de Gobierno explicó en el transcurso de la Asamblea celebrada ayer cómo salían los fondos: en cantidades pequeñas y autorizadas por la tesorera de la entidad, que nunca sospechó precisamente porque las cantidades eras de escasa cuantía y siempre justificadas para pagos que, sin embargo, no se hacían. También se informó de la recuperación de las joyas de la Virgen. Unas alhajas que Gutiérrez se habría llevado en octubre del año pasado con el objeto de tasar su valor. Al parecer, se guardaron durante ese tiempo en la caja fuerte de un amigo del ex Hermano Mayor.

La cita congregó a numerosos cofrades que llenaron el salón de actos de la Casa de la Iglesia y la Asamble discurrió muy tensa por los reproches de los asistentes a la Junta de Gobierno, a la que acusaban de dejación de funciones. Desde el órgano rector de la Cofradía se pidió perdón a las cofrades, aunque fue un gesto que no apaciguó los ánimos.

Gutiérrez firmaba ante notario un reconocimiento de deuda por el que se compromete a la devolución del dinero que se llevó. Una disposición que ya comunicó a los miembros de la Junta Directiva de la Cofradía este pasado lunes. Fue en la misma reunión donde renunció al cargo. La comparecencia ante el notario ocurría en la tarde del día siguiente, martes, tras reunirse con miembros de la Cofradía para, también, intentar aclarar las embarulladas finanzas de la entidad.