El Correo de Burgos | Martes, 25 de junio de 2019

Publicación / Presentación el lunes en Cultural Cordón

El equipaje de las maravillas de Marina

Laura Esteban, Elena Gallego y Angélica Lafuente ponen frente a frente la cultura española y la japonesa

26/04/2014

A.S.R. / Burgos

Marina podría llamarse Elena, o Laura, o Angélica. Aquella es la niña protagonista de Los mundos de Marina, el libro creado por la pintora Laura Esteban, la escritora Angélica Lafuente y la profesora Elena Gallego, que contrapone las culturas japonesa y española con certeras pinceladas que buscan picar la curiosidad del lector, especialmente infantil, pero no solo, e incitarlo a ahondar en una u otra. Porque se distribuirá en la piel de toro, pero también en el país asiático, a través del Instituto Cervantes, puesto que ha sido incluido en el programa del Año Dual España-Japón.

La publicación, que se enmarca en el programa paralelo a la exposición Japón. El pincel y la espada. Arte, honor y sensibilidad en la colección Pietro Gobbi, se presenta el lunes en Cultural Cordón (20 horas) con la presencia física de la ilustradora, Laura Esteban, y la autora de los textos, Angélica Lafuente, y la virtual de Elena Gallego, responsable de la traducción del español al japonés y que ha brindado asesoramiento cultural para la elaboración de los contenidos, que se encuentra en Japón.

Los mundos de Marina empezó hace cuatro años. Lafuente y Esteban cogieron un avión, se pusieron el kimono y se lanzaron a descubrir el país del sol naciente con Gallego, profesora desde hace más de veinte años en aquel país, como cicerone. La experiencia, no podía ser de otra manera, fue fabulosa y las tres amigas, inquietas por naturaleza, no se lo quisieron quedar para ellas solas y le dieron vueltas a la manera de compartirla. La hallaron y ya es una realidad, que además les sirve como recuerdo de aquel viaje compartido.

El volumen tiene dos portadas para articular las dos culturas en las que ahonda y una parte central en la que aparecen todos los textos en español y japonés.

Marina se va de tapas con su familia y sus amigos o cena en casa sashimi de maguro o temaki sushi; Marina va al colegio sin uniforme, juega en el patio y come en el comedor o se viste de uniforme, hace ciento de figuras de origami y come en clase con el resto de compañeros; Marina juega en los columpios en el parque o se siente parte de la naturaleza; Marina vive con emoción las fiestas del pueblo castellano de su familia, para las que se viste con un traje típico y también se ilusiona con los fuegos artificiales de Gion Matsuri, a los que asiste con el yukata (kimono de verano)...

Paso a paso, con distintas claves, y de una manera sencilla, Marina hace y deshace la maleta para explicar las costumbres y el modo de vida en los dos países: la comida, las fiestas populares, el colegio, la naturaleza, la casa tradicional y los sentimientos y valores que identifican a japoneses y españoles, separados por miles de kilómetros y ¿tan distintos?