Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

BURGOS

Edificios de todo el mundo cobran vida en la pantalla

Dos jóvenes burgaleses recrean en Minecraft la catedral de Burgos o algunos de los más famosos complejos de Nueva York.

E. Lera
12/07/2016

 

Bloques y construcción. La máxima sencillez. Sin embargo, es uno de los juegos más populares de la historia, con 71 millones de ventas desde que se lanzara en 2009. Minecraft es un entretenimiento donde los pixeles de las imágenes se convierten en ladrillos.

Lo de trasladar un videojuego a un libro, o a una película, no es nuevo. Sin embargo, llevar un edificio histórico a la pantalla y que éste cobre vida, sí que lo es. Gabriel García y Alberto Santamarina son dos jóvenes de Burgos que hace tres años descubrieron uno de los juegos más populares en el terreno virtual y se propusieron emular a los grandes arquitectos pero sin salir de casa. Su particular escuadra es el ratón y con él crean grandes ciudades y majestuosos edificios.

«Lo que hacemos es replicar edificios reales de todo el mundo en un videojuego», apunta García, al tiempo que añade que se centran en complejos que nadie ha hecho para darles a conocer a nivel internacional. En su catálogo cuentan, entre otros, con la Catedral de Burgos, el Palacio de los Guzmanes, la Subdelegación de Gobierno, el Museo de la Evolución Humana, el HUBU y complejos famosos de Nueva York. Ahora mismo están enfrascados en la creación del Alcázar de Segovia y el Castillo de la Mota (Valladolid).

También han creado ciudades con interiores y todo tipo de detalles. De hecho, según señala, en un futuro quieren desarrollar una sociedad virtual, donde tanto los edificios como las personas cobren vida; es decir, vayan a sus trabajos, compren casas, hagan la compra o incluso se relacionen. «Básicamente la vida real llevada a un videojuego».

De momento, solamente tienen réplicas que se pueden ver por imágenes o vídeos, pero su intención es que las personas puedan visitar las construcciones y apreciarlas con más detalle.

Con infinita paciencia y documentación, han replicado edificios de todos los continentes y decenas de ciudades. Captan la esencia y la encapsulan en los bloques cúbicos de diversos materiales que propone Minecraft. En principio, es una simple afición y, según destaca Santamarina, les gustaría promocionarlo en la Diputación, el Ayuntamiento o el Cabildo. «Si podemos obtener un beneficio mejor que mejor», reconoce.

Para Gabriel García, la innovación reside en presentar «de una manera original y diferente» la historia. Para ello suelen añadir a cada réplica información de interés como los horarios de visita o la página web donde poder encontrar más datos del edificio. En su opinión, también ayuda a diferenciarse el hecho de que hacer réplicas en Minecraft haya pasado de moda y que apenas haya gente que se dedique a hacerlo y a presentarlo de forma online.

La tecnología que utilizan es el propio juego que se basa en lenguaje java, donde tanto los mapas como las construcciones que se hacen después se van generando a través de trozos llamados chunks (zonas cúbicas de 16x16 bloques). «A medida que el jugador se va acercando a una zona determinada del mapa se generan y añaden otros trozos», subraya.

A nivel de hardware lo que más se utiliza es el procesador y la memoria RAM –«por defecto se usa un giga aunque se puede asignar más», puntualiza García. También a este juego se le pueden añadir más complementos llamados mods según los gustos y preferencias de los jugadores.

Estos jóvenes burgaleses coinciden en señalar que lo que les cautivó de Minecraft es «la libertad de creación que proporciona». Alberto fue el primero que se topó con este divertimento en 2012 y comenzó a describir a su amigo las infinitas posibilidades de esta reencarnación digital de las populares piezas de Lego. Recuerda que su primera réplica fue un silo de trigo que se encuentra muy cerca de su casa.

Al principio se lo tomaron como una afición, pero después empezaron a dedicar más y más horas. El primer año fue el de más actividad, con muchas construcciones inventadas. Luego comenzaron con sus propios proyectos, que fueron recopilando en un blog: minecrafteate2014.blogspot.com.es. En total tienen 80 edificios. Su ‘niña bonita’ es el Museo de la Evolución Humana. Eso sí, no les llevó más de 12 horas –«entre los dos». En el Hospital Universitario de Burgos, por su parte, tardaron dos meses. «Fue a ratos».

Sus planes de futuro pasan por conseguir los medios necesarios para abrir un servidor para que otras personas puedan ver todo lo que hacen desde dentro. También van a seguir con las réplicas que les encarguen, rematar los interiores de la Catedral de Burgos y diseñar el bar El Pez de San Lorenzo.

En este sentido, comentan que estarían encantados de dar un valor más educativo a su trabajo. Aunque todo de manera equidistante, porque tienen otra profesión. Gabriel es titulado en Comunicación Audiovisual y Alberto, mecánico de coches e informático.

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria