Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ITALIA DIVIDIDA EN DOS

La Liga reina en el norte de Italia y el Movimiento 5 Estrellas, en el sur

Los partidos antisistema capitalizan el descontento, cada cual en su feudo

EL PERIÓDICO
05/03/2018

 

Italia se ha convertido en un lugar hostil para Gherardo, un campesino de la provincia de Nápoles, en el sur del país. “Aquí no vivimos, sobrevivimos”, contaba recientemente. "La Campania (la región de Nápoles) está exhausta, y en general todo el sur italiano. Desigualdad, pobreza y violencia campan a sus anchas. Esto está detrás de la rabia que, de manera muy astuta, el Movimiento 5 Estrellas (M5S) ha sabido capitalizar”, decía otra joven napolitana, implicada en proyectos de asistencia a desfavorecidos.

Son ellos la 'constelación M5S', los seguidores de una formación que, con mensajes populistas y antisistema, ha hecho saltar por los aires el dominio que ejercían en el sur el Partido Democrático (PD) de Matteo Renzi y la Forza Italia de Silvio Berlusconi. El M5S ha triunfado en la Italia meridional, tal como lo ha hecho la Liga de Matteo Salvini en el norte, donde incluso se ha dado un histórico ‘sorpasso’ de esta formación a Berlusconi. Todo ello con números récord: del 4% de las generales del 2013, la Liga ha pasado a alcanzar el 17% en las elecciones de este domingo. 

Un país partido en dos
Esta es la Italia rota en dos que deja la batalla política, que el M5S ha ganado en el sur. Tanto es así que, en Sicilia, los indignados lograron la victoria en todas las circunscripciones uninominales, cuatro meses después de unas elecciones autonómicas en la isla en las que había triunfado el centroderecha. En la Campania y Apulia, se han beneficiado del aumento de la participación, que les ha llevado a la victoria.

“Ha sido un resultado posideológico”, ha considerado Luigi Di Maio, el líder del M5S. “Un triunfo absoluto”, ha añadido, en un discurso en el que ha hablado de los endémicos problemas de desarrollo que afectan a Italia —y especialmente el sur—, pero sin mencionar el lastre de las mafias, originarias de esta zona.

El éxodo
Los datos muestran la tragedia del sur. La tasa de empleo de los jóvenes es una de las más bajas de Italia, algo que continúa alimentando su huida. Tan solo entre el 2015 y el 2016, la Italia meridional perdió 62.000 habitantes. Un contexto que Di Maio conoce bien. Hasta hace cinco años, vivía allí, en la localidad de Avellino, a 60 kilómetros de Nápoles, otra ciudad en la que la población ya votó a un antisistema. Era el 2011 y el elegido fue el exfiscal Luigi de Magistris, el hoy alcalde de la ciudad.   
 
Una situación opuesta a la de las prósperas regiones del norte, donde desde hace tiempo el debate más visible gira en torno a la seguridad y ha calado el discurso de la 'invasión' de los inmigrantes. “Fíjese en las periferias de Venecia. Toda preocupación se relaciona con la seguridad”, explicaba Davide Scano, dirigente veneciano del M5S.

El espíritu de Bossi
No es novedad. La percepción de inseguridad –ligada a la inmigración– es “particularmente alta” en el norte, especialmente en el noroeste, decía ya en el 2013 un informe del instituto Demos. “Las tres primeras cosas que haremos serán atender las demandas de trabajo, de (bajar) los impuestos y de los inmigrantes, con las expulsiones”, ha dicho Salvini, en su primera aparición después del voto.

Un discurso que recuerda los viejos monólogos de Umberto Bossi, el fundador de la Liga Norte, quien ya en la década pasada firmó una de las leyes más restrictivas sobre inmigración, la llamada Bossi-Fini. Eso sí, en el norte, la excepción ha sido Trentino-Alto Adigio, donde la minoría autonomista alemana contribuyó a la victoria del centroizquierda.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria