Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EXPECTACIÓN EN FRANCIA

Mélenchon se considera víctima de un "juicio político"

El líder de La Francia Insumisa comparece ante un tribunal por intimidación y rebelión durante un registro en la sede de su partido. Si la justicia le declara culpable, podría ser condenado a hasta 10 años de cárcel, 5 de inhabilitación y una multa de 150.000 euros

EVA CANTÓN
19/09/2019

 

Llegó sobre las 8.30 horas al tribunal de Bobigny, en el noreste de París, con la banda tricolor cruzada sobre su traje color crema y en compañía de otros cinco acusados. No dijo nada ante las cámaras, pero agradeció la presencia de unas cincuenta personas que le arropaban entonando Resistencia y exhibiendo pancartas multicolores.

"La rabia no es un delito"; "No a la justicia de excepción; "Estamos aquí aunque Macron no quiera"; "La política no se juzga en un tribunal", decían los carteles. En su cuenta oficial de Twitter, con el hashtag #ProcèsPolitique se leía lo siguiente: "Rodeados de afecto y apoyo. Pero tristes porque un día así sea posible".

Jean-Luc Mélenchon, 68 años, diputado y líder del partido radical de izquierdas La Francia Insumisa (LFI), ha declarado este jueves ante el tribunal que le juzga junto a otros miembros de su partido por actos de intimidación hacia un magistrado, rebelión y provocación.

EXCEPCIONALIDAD

Si fuera declarado culpable, podría ser condenado a un máximo de 10 años de cárcel, 5 de inhabilitación y una multa de 150.000 euros. Mélenchon lleva semanas denunciando que es víctima de un juicio político, un argumento que ha repetido en BFMTV a las puertas del tribunal el diputado Eric Coquerel .

"Estamos ante un juicio de excepción, político. Se instrumentaliza la justicia para debilitar a los adversarios políticos", ha dicho. Los hechos que han llevado a Mélenchon al banquillo se produjeron el 16 de octubre de 2018 y fueron grabados por las cámaras del programa Quotidien de la cadena TMC que este jueves se han vuelto a ver en la gran sala del tribunal.

Es día, Mélenchon se opuso con fuerza a un registro judicial en la sede de su partido en el marco de dos investigaciones de la Fiscalía, una sobre las cuentas de la campaña presidencial del 2017 y otra sobre las condiciones de trabajo de los asistentes de los eurodiputados de LFI.

TRIFULCA

Después de grabar en directo en Facebook el registro efectuado en su casa se dirigió a la sede del partido junto a algunos correligionarios. La cosa terminó mal después de que un enfurecido Mélenchon animara a sus acompañantes a derribar la puerta para entrar en el local al grito de ¡La República soy yo!.

En el fragor de la trifulca, el veterano político empujó a un magistrado y a un policía que se interpuso en su camino. Las imágenes de un Mélenchon fuera de sí provocaron estupor dentro y fuera de su partido. Son los policías y magistrados los que se han personado como acusación civil.

Interrogado durante dos horas y media, Mélenchon ha intentado este jueves justificar su virulenta reacción y ha negado haber empujado al magistrado. Vino a decir que no estaba de muy buen humor porque la policía le había despertado a las 7 de la mañana para inspeccionar su casa.

SENTIMIENTO DE HUMILLACIÓN

"Es un sentimiento de humillación encontrarme aquí. Soy el presidente de un gran partido. ¿Por qué se me trata de esta manera? ¿Porque hablé fuerte en un descansillo? No he violentado a nadie. Hablo alto porque siempre he hablado alto. ¿De qué soy culpable?. ¡Acusar a un insumiso de rebelión es casi un pleonasmo!", ha dicho ante el tribunal.

Conocido por su carácter colérico y en horas bajas al ser cuestionado dentro de su propia formación, Mélenchon denuncia en un libro que sale a la venta coincidiendo con el juicio una "justicia manipulada". La obra es una suerte de diario que recoge su periplo por América Latina y su paso por Brasil, donde visitó en la cárcel a Lula da Silva, condenado por corrupción.

En su opinión, su situación se parece a la del ex presidente brasileño. Los dos sufren una instrumentalización política de la justicia para acallar a la oposición. "Son declaraciones inaceptables", le ha reprochado la titular de Justicia, Nicole Belloubet.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria