Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Trump moviliza a las mujeres

El número de candidatas que quiere ir a las elecciones se dispara respecto a anteriores comicios

EL PERIÓDICO
07/03/2018

 

1992 fue bautizado en la política de Estados Unidos como "el año de la mujer", con un número entonces récord de candidatas. El título vuelve este 2018, pero con fuerza renovada e inusitada. Porque hace un cuarto de siglo hubo en el país una marea de mujeres dispuestas a entrar en política, en buena parte impulsada por la indignación por el tratamiento machista que recibió en el Congreso Anita Hill, la mujer negra que acusó de acoso sexual al juez Clarence Thomas (que fue confirmado para el Tribunal Supremo). Hoy la marea es tsunami.

 

Millones de mujeres en EEUU han tomado la calle en manifestaciones y están replanteando el activismo y la organización política comunitaria, alzando la voz y luchando contra la personalidad misógina y las políticas regresivas del presidente, Donald Trump. En una carrera de fondo por la igualdad que lleva décadas en marcha el surgimiento de un movimiento como #MeToo, que ha superado y ampliado el foco inicial de lucha contra el acoso y el abuso sexual, pisa el acelerador hacia un punto de inflexión cultural y social. Y el efecto se deja sentir en un año con elecciones legislativas, en noviembre.

 

Kelly Dittmar, politóloga y profesora del Centro para Política y Mujer Americana de la Universidad de Rutgers,  habla de "momento histórico". Y en una entrevista telefónica explica que marca un hito “en el sentido del alto nivel de energía y compromiso de las mujeres, distinto a otros momentos por cómo esos dos factores se están traduciendo en cadidaturas para cargos electorales”.

 

Datos históricos
Los datos constatan su afirmación. Por ahora al menos 431 mujeres (339 demócratas y 92 republicanas) han anunciado que se presentan o tienen intención de hacerlo como candidatas a la Cámara de Representantes en el Congreso federal, donde actualmente la representación femenina es del 20% (lo que sitúa a Washington en el puesto 99 del ránking mundial). La cifra duplica la de mujeres que se presentaron en noviembre de 2016 y cuadriplica la de las anteriores legislativas, en 2014.

 

En el Senado también se hace historia y hay al menos 50 candidatas, el doble que en 2016 y 10 veces más que en el 2014 y 2012. Y lo mismo sucede en los estados, donde hoy solo en seis de 50 hay gobernadora. En un país que en toda su historia solo ha elegido 37 mujeres para ese cargo (la primera, Ella Grasso, en Connecticut en 1975), en este ciclo electoral habrá 79 candidatas. Hasta ahora la marca estaba en 1994, cuando, hubo 34.

 

Sensación de urgencia
Aunque la ‘crecida’ no es exclusivamente femenina y también ha subido el número de hombres candidatos, es entre las mujeres donde se siente lo que Dittmar califica de una "renovada sensación de urgencia". Y la han detectado también grupos que ayudan a  reclutar mujeres para que den el paso y a prepararlas.

 

En Emily’s List, que lleva trabajando desde 1985, recibieron en 2015 y 2016 algo menos de mil consultas pero desde la elección de Trump han atendido a más de 26.000 mujeres. Y su directora de comunicaciones estratégicas, Vanessa Cardenas, explicaba recientemente a Univisión que"a menudo no cuadran con el típico perfil, son más jóvenes más diversas y con background más inusuales, como científicas o veteranas". En She Should Run, formada en el 2011 y muy centrada en carreras por cargos locales, cerraron 2016 con más de 5.500 mujeres registradas y ahora tienen más de 15.000 pidiendo ayuda para lanzar campañas políticas.

 

El mosaico de grupos progresistas, que están además intensificando la cooperación, no deja de crecer. El día después de la elección de Trump, por ejemplo, nació Sister District, que se centra sobre todo en el nivel estatal y en intentar volver demócratas distritos bisagra, como hace también Flippable. Y aunque sus aspiraciones van más allá del género, la mujer juega un papel fundamental. En Sister District hay 25.000 voluntarias. También en Mobilize America, plataforma online que conecta voluntarios con campañas demócratas, el año pasado el 70% de ese voluntariado lo componían mujeres.

 

Trump, “oxígeno para el movimiento”
Es evidente que Trump ha sido no el factor único pero sí uno fundamental en el acento femenino de la llamada "resistencia", un "catalizador" en palabras de Dittmar. Y Anita Dunn, que fue directora de comunicaciones de Barack Obama, ha dicho que "mientras Trump esté en la Casa Blanca habrá oxígeno para el movimiento".

 

En la presidencia de Trump se ha producido, además, la eclosión de #MeToo que, como apunta Dittmar,  más allá de abusos y acoso sexual " ha hecho muy pública la discusión sobre poder de género". Y hasta Steve Bannon, el populista que fue asesor de Trump en campaña y durante meses su principal estratega en la Casa Blanca, identifica la fuerza del momento. Lo hizo después de la reivindicativa gala de los Globos de Oro en unas declaraciones a 'The Atlantic', en las que criticaba al movimiento como "primitivo" y "puritano" pero reconocía su poder.

"Es más poderoso que el populismo", dijo. "Este movimiento contra el patriarcado va a deshacer 10.000 años de historia. Atentos. Ha llegado el momento. Las mujeres van a ponerse al frente de la sociedad. Y no podían yuxtaponer un mejor villano que Trump. Es el patriarca. Es un momento definitorio en la cultura. Nunca será lo mismo".

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria