Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TURISMO NATURAL

Un pino abulense a por la ‘Champions’

El Aprisquillo, situado en el municipio de La Adrada, ha sido elegido como candidato español a Árbol Europeo del Año, cuya elección tendrá lugar a principios del próximo año, en competición con otros ejemplares del viejo continente

ANTONIO GARCÍA
18/11/2016

 

Un imponente pino de 43 metros de altura, 15 de perímetro y más de 400 años de antigüedad, ubicado en el municipio abulense de La Adrada, al sureste de la provincia, ha sido elegido como el ejemplar que representará a España para hacerse con el título de Árbol Europeo 2017.
El certamen, organizado por ‘Enviromental Partnership Association’, tuvo su primer proceso de selección a nivel nacional, para seleccionar al candidato español que optará a convertirse en el árbol del año en el viejo continente.

Para ello, deberá recibir el respaldo de miles de personas. El ganador de la pasada edición, el roble de Bataszek, en Hungría, recibió nada menos de 72.653 votos, en un certamen que registró la participación de casi 230.000 personas.
En esa ocasión, el representante español volvió a ser un ejemplar también de Castilla y León. Se trata del pino roble de Canicosa de la Sierra (Burgos), que obtuvo una más que digna quinta posición, al conseguir 21.191 votos.

Ahora, la Comunidad vuelve a aportar el representante español a este concurso creado en 2011, como continuación del popular concurso ‘Árbol del Año’ que ha organizado durante mucho tiempo en la República Checa la Fundación Alianza (Nadace Partnerství). Ahora, al concluir los concursos nacionales, los ganadores de sus respectivos países participan en el certamen europeo.

Su objetivo consiste en «destacar los interesantes árboles viejos como un importante patrimonio natural y cultural que se debería apreciar y proteger». Para ello, no sólo basta la belleza, el tamaño o la edad, sino también la historia y la conexión con las personas. «Buscamos árboles que se han convertido en una parte integrante de la comunidad en su sentido más amplio», señalan los organizadores de este concurso que desde su creación hasta ahora ha pasado de los 5 países iniciales a los 15 de la pasada edición.

Entre ellos figurará el próximo año el pino Aprisquillo, un espectacular árbol situado a unos 12 kilómetros al norte del casco urbano de la localidad de La Adrada (2.700 habitantes) y convertido desde hace años en todo un «símbolo de fortaleza y resistencia», según señala el alcalde adradense, Roberto Aparicio.

Tras conocer el resultado de las votaciones en España, el regidor echa mano del símil deportivo para señalar: «Ya somos árbol de España… ahora vamos a por la Champions».
Para ello, el Aprisquillo tendrá que competir con otros ejemplares de diversos países, aunque a este árbol méritos no le faltan, ya que además de su belleza externa y sus grandes dimensiones –43 metros de altura y 15 de perímetro–, se suma su historia de más de 400 años y la vinculación con los vecinos y visitantes de La Adrada.

Para todos ellos se ha convertido en todo un referente, ya que son cientos las personas que a diario acuden hasta el enclave en el que se sitúa este árbol situado en una ladera entre peñascos y retamas, superando en altura a todos los ejemplares que se encuentran a su alrededor.

Para llegar hasta él puede hacerse en coche partiendo desde el Parque de La Yedra. Una vez realizados los primeros 11 kilómetros, el breve trayecto final puede realizarse a pie para encontrarse con este árbol que desde hace seis años da nombre a una asociación infantil de La Adrada.
Desde la ladera sobre la que se asienta, el Aprisquillo ha ‘visto’ muchas cosas y ha sobrevivido a plagas, incendios y numerosas vicisitudes. Entre ellas, el alcalde de la localidad recuerda cómo en la década de los ochenta este árbol vio arder a su alrededor toda la naturaleza en un gran incendio que asoló buena parte del Bajo Tiétar, desde Pedro Bernardo hasta La Adrada. Sin embargo, este ejemplar permaneció intacto, mientras a su alrededor todo era desolación.

Ahora, en torno a este árbol todo vuelve a ser vida desde el punto de vista natural, ya que a su alrededor conviven todo tipo de especies –pinos, castaños, robles, encinas, fresnos, piornos…–, y desde el punto de vista emocional, ya que son muchos los padres y abuelos que se acercan hasta este punto para enseñar a sus hijos y nietos este árbol convertido, ahora más que nunca, en todo un símbolo para los adradenses.

Una vez junto al ejemplar, son muchos los que tratan de abarcar su tronco, aunque resulta imposible, dado sus 15 metros de perímetro. Sin embargo, ese abrazo simbólico pone de relieve al cariño de quienes acuden a contemplarlo en un entorno privilegiado, situado en el macizo oriental de la Sierra de Gredos, junto al lugar de nacimiento del arroyo Aprisco, de ahí su nombre.

El alcalde de La Adrada reconoce la alegría que para todo el pueblo ha supuesto la designación de este símbolo como candidato a Árbol europeo de 2017, a la vez que considera este reconocimiento como una forma de impulsar aún más ese turismo de naturaleza al que aún le queda mucho por andar.

Por ello, Roberto Aparicio cree que este certamen puede suponer «el mejor revulsivo y punto de partida» para avanzar en la senda del turismo de naturaleza en este municipio situado a unos 80 kilómetros al sureste de la provincia de Ávila, muy cerca de la Comunidad de Madrid, donde muchos madrileños tienen su segunda residencia.

«Ahora nos prepararemos para el concurso por el título de árbol europeo 2017 en el que esperamos contar con las gentes de la zona y de toda España que no dudamos que se volcarán en votar el árbol español», señala Aparicio, quien espera que durante todo el mes de febrero sean muchos los europeos que se inclinen por este árbol que quiere ganar la Champions.

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria