Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Por si atacan los franceses

EL MUNDO
02/12/2016

 

El origen del cocido Maragato es incierto. La leyenda más colorida lo sitúa en la Guerra de la Independencia. La versión épica asegura que, como los franceses solían atacar a la hora de comer, los maragatos optaban por engullir la carne para no tomar las armas (o emprender la retirada) con brazos y piernas débiles. En la variante burlona, los franceses son una fuerza de ocupación que se autoinvitaban a la hora de comer. Por lo tanto, se acabó comiendo de manera apresurada las mejores tajadas para que los odiados gabachos llegaran, a lo sumo, a las verduras y a la sopa. Frente a estas historias bélicas, otros defienden el origen del plato ligado al oficio de arriero, que, con un solo utensilio para cocinar el cocido, debía tomar las carnes porque eran las primeras que se hacían y así evitaba que se quemaran primero y se enfriaran, después.

Al margen qué historia sea cierta, el resultado es el mismo: los famosos ‘tres vuelcos’ del maragato: en el primero, las carnes (de siete a doce según el gusto de cada cocinero); garbanzos y verduras, después, y la sopa en último lugar para entonar el cuerpo.

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria