Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

RESTAURANTE EL HUERTO DE ROQUE (BURGOS)

De la tierra a la mesa

Dos conceptos, restaurante y gastrobar, unidos con el mismo fin: acercar la cocina de calidad utilizando productos de temporada

VALERIA CIMADEVILLA
13/01/2017

 

Después de cuatro años y medio abierto, su idea de ir evolucionando poco a poco se ha ido cumpliendo. Ubicado en pleno centro de la ciudad, muy cerca de la Seo burgalesa, en este local se mezclan -y complementan- dos conceptos totalmente distintos. Por un lado el restaurante y por el otro el gastrobar. En ambos prima el acercar la alta cocina a todo tipo de público, con un precio más asequible, y sobre todo utilizar productos de temporada en su oferta culinaria.

De hecho, Raúl Sedano, el chef y propietario, se abastece de horticultores ecológicos de la zona y por eso sus menús y raciones dependen de la estación del año en la que nos encontremos.

El menú que ofrece de martes a viernes, denominado «del huerto», se compone de cuatro primeros, cuatro segundos y tres postres, todos ellos a elegir. Entre los segundos hay dos pescados salvajes traídos directamente de Santander, y dos carnes. Se diferencia de un menú clásico del día porque, según Sedano, los productos son elegidos cuidadosamente y los platos están mucho más elaborados. Aquí podemos encontrar raviolis de calabaza sobre salsa de queso y pesto de tomate o las alcachofas confitadas en aceite, elaboradas con mimo y paciencia, «siempre pendientes hasta que queden totalmente blandas, que es cuando más sabrosas están», servidas con un praliné de almendra y sardina ahumada, o con crestas de gallo.

Otra de las alternativas es el menú degustación, que sólo está disponible los jueves y viernes por la noche y el sábado en turno de comida y cena. El viaje que aquí se presenta se lleva a cabo en siete pasos, empezando por una tapa, para continuar con dos entrantes, un pescado, una carne y dos postres. El abanico de posibilidades es infinito, donde se muestra una cocina más de fusión y de autor, como su particular socarrat, el típico arroz que se queda agarrado a la base del recipiente de la paella. En este caso Sedano prepara un risotto con sepia. A la hora de finalizar, coloca el arroz en un aro en la plancha, echando más caldo de lo normal y dejando que se vuelva negro hasta que se termine de formar el socarrat y lo acompaña con un alioli de plancton. Cada mes y medio la oferta de esta opción varía, obligando a su chef plasmar sobre el plato las ideas que le rondan por su cabeza.

La zona del gastrobar se decanta por tapas y raciones generosas. En ella tienen algunos clásicos, como los tigres y las croquetas, pero «dándoles una vuelta». De los primeros se come todo, hasta la cáscara, gracias a un trampantojo hecho a base de pasta brie teñida con tinta de calamar. Las segundas son líquidas y al comerlas explotan en la boca. En cuanto sus pequeñas creaciones culinarias, el Huerto de Roque destaca por su derroche de imaginación en la elaboración de tapas, como la «mediterránea de solomillo desmigado sobre tosta de trigo con su aliño y queso ahumado»

Por otra parte su peculiar decoración tampoco deja indiferente. Las mesas y sillas son todas distintas, con un toque vintage, y escogidas en su mayoría en el Rastro de Madrid. La mantelería y cubertería siguen el mismo patrón, no hay ninguno igual, y los van cambiando de vez en cuando para darle su toque personal. Asimismo en el local se hacen exposiciones de autores burgaleses, además de catas de vinos o de temáticas de cocina.

Tras el éxito cosechado durante las pasadas Navidades, el equipo de cocina se ha tomado unos días de descanso para tomar aire y volver con nuevas ideas sugerentes. Tienen previsto abrir de nuevo el establecimiento el próximo miércoles 25 de enero.

En definitiva un espacio para disfrutar, no solo de la comida, sino también del ambiente. «Al final hacemos cocina de cocinero pero saliéndote de la idea clásica, sin menospreciarla, por supuesto. El que hace cocina de autor primero tiene que saber hacer los platos tradicionales, todo viene de ahí».

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria