Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La continuidad de Garoña entra en la negociación sobre las pensiones

Mientras fuentes de Moncloa insinuan que Zapatero estaría dispuesto a reconsiderar el cierre, los líderes socialistas regionales aseguran que la decisión es «firme»


20/01/2011

 

Miranda
El Gobierno está dispuesto a reconsiderar el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña, previsto para 2013, en el marco de la negociación sobre el sistema de pensiones. Según una información a la ayer tuvo acceso EL MUNDO, fuentes gubernamentales afirmaban que el Ejecutivo ha puesto sobre la mesa la posibilidad de revisar su política energética como moneda de cambio en las conversaciones que durante las últimas semanas se están desarrollando entre el Gobierno y los agentes sociales.
Los sindicatos plantearon al Gobierno la necesidad de replantear el calendario de cierre de las centrales nucleares como una medida para salvar empleos, ya que en el caso de la central del Valle de Tobalina serían 1.000 puestos de trabajo los que se perderían con el cierre, a partir del 1 de abril de 2013.
A pesar de que fuentes de Moncloa incluyen la planta nuclear de Garoña en esta negociación, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, insistía ayer mismo, en un entrevista en la Cadena Ser, que la decisión de clausurarla en 2013 es «firme» y que, aunque el Gobierno esté dispuesto a prorrogar la vida de las plantas nucleares, en ningún caso entraría la planta burgalesa en el ámbito de la negociación.
Las diferentes voces de responsables socialistas que se escucharon ayer en el ámbito nacional, regional y provincial lo único que ponen de manifiesto es que el futuro de la central de Garoña parece todavía incierto. Si a primera hora de la tarde EL MUNDO se hacía eco de las fuentes de Moncloa que apuntaban a una posible continuidad de la central, las declaraciones tanto del ministro de Industrial como del delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, y del secretario regional Óscar López iban en la línea de que el PSOE regional «considera que la actividad de Garoña debe finalizar en 2013». López aseguró ayer Segovia que su partido mantiene que «no se debe renovar más la licencia de Garoña» ni tampoco alojar en esta Comunidad el almacén temporal centralizado de residuos nucleares.
Por su parte el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, reiteraba que el problema de la energía en España no se centra en «Garoña sí o Garoña no». Así se pronunció Alejo en referencia a las declaraciones del ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, respecto a que una negociación sobre la energía nuclear con los sindicatos no afectará al cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña.
Para el delegado del Gobierno,  el asunto que hay que abordar es «la composición de la cesta de la energía» que hay que consumir en España aunque sin dejar de lado «cómo debemos consumirlo» y tratando de «no gastar más de lo que tenemos que gastar para producir».
En el ámbito local del PSOE también se manifestaban en esta misma línea. El senador mirandés Julián Simón de la Torre se adhería también a la tesis de Miguel Sebastián. Según Simón, «la postura es clara: el Gobierno no cierra la puerta a discutir el papel que ha de jugar la energía nuclear dentro del mix energético pero la decisión sobre Garoña no se va a cambiar».
Por su parte, el secretario provincial del PSOE, José María Jiménez,  informaba ayer de que su formación defiende que no se debe renovar más la licencia de Garoña y recordó que la planta está a punto de superar los 40 años de funcionamiento. «La decisión de prorrogar hasta 2013 el funcionamiento de la planta nuclear ya implica, de hecho, alargar la vida útil prevista en el momento de su construcción», recuerda el líder de los socialistas burgaleses.
A juicio de Jiménez, «en todo caso, la discusión sobre Garoña se limitaba a cerrar en 2013, tal y como decidió el Gobierno de la Nación, ó 2019, como pretendían los propietarios de la planta nuclear», resalta.
Silencio en la empresa
Por su parte, desde Nuclenor no quisieron ayer entrar a valorar las informaciones surgidas a lo largo de la jornada. Y es que, según manifiesta Antonio Cornadó, director de comunicación de la central nuclear, «nuestra realidad a día de hoy sigue siendo la orden ministerial» de cierre de la planta en 2013 y el proceso judicial iniciado por la presentación de un recurso contra dicha orden. Eso sí, el propio Cornadó reconoce que «estamos siguiendo con mucho interés todas las informaciones que están surgiendo» al respecto.

Vigara: «Rectificar es de sabios»

El presidente de la Diputación Provincial, Vicente Orden Vigara, se mostraba ayer esperanzado por este giro en la política del calendario de cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña. Preguntado sobre las informaciones que aseguran que Zapatero estaría dispuesto a parar el cierre de la central del Valle de Tobalina, Orden Vigara afirmó: «rectificar es de sabios».
«Ojalá sea verdad sobre todo por el futuro de los trabajadores de la planta nuclear y de sus familias», opinaba el presidente de la Diputación, que añadía que, a la vez, que bueno para la provincia, la continuidad de la central sería beneficiosa para la política energética del país.
Por su parte, el alcalde de Valle de Tobalina, Rafael González, aseguraba a Europa Press,  que la central nuclear de Santa María de Garoña «no debe de ser moneda de cambio» y defendido el mantenimiento de su actividad si la seguridad está avalada.
González Mediavilla aseveró que la central no debe de ser «moneda de cambio en ningún aspecto», en referencia a la posibilidad de que el Gobierno retrase el cierre de la central como parte de un acuerdo global sobre las reformas económicas con patronal y sindicatos, aunque lo importante es que la actividad continúe, que sería «lo bueno».
Tras considerar que es «lógico» que se mantenga la actividad cuando la seguridad está avalada por el Consejo de Seguridad Nuclear y recordar que la central genera electricidad «para todo el país» y no sólo para el Valle de Tobalina, el alcalde señaló que en caso de que se optase por prorrogar la vida útil de Garoña los políticos deberían de reflexionar sobre este tipo de energía y sobre los precios que alcanzan en la actualidad los consumos energéticos.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria