Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ÁLVARO VEGA Responsable de marketing

«El glamour es sólo un envoltorio, detrás hay muchas personas y mucho trabajo»

El mirandés está ahora en Los Ángeles promocionando el cortometraje español nominado al Oscar


17/02/2014

 

ESTEFANÍA MALDONADO / Miranda

El equipo del cortometraje ‘Aquel no era yo’ lleva semanas en Estados Unidos promocionando su trabajo en la carrera a los Oscar. Álvaro Vega, responsable de la promoción, forma parte de la expedición que intentará traer a España la codiciada estatuilla. Es uno de los cinco trabajos que optan al premio en la categoría de Mejor Cortometraje. La pieza ya ha conseguido 94 premios, entre los que se encuentra el Goya 2013 al Mejor Corto de Ficción Español, denunciando la situación de los ‘niños-soldado’.

P.- ¿Qué hace un mirandés en Hollywood?

R.- (Risas) Lo que hace es trabajar de lo lindo, y a la vez disfrutar mucho. Mi labor aquí consiste en dirigir el trabajo de prensa y comunicación del cortometraje español nominado al Oscar Aquel no era yo, dirigido por Esteban Crespo.

P.- ¿Y cómo lo haces?

R.- Coordinando todo lo que tiene que ver con la imagen y la promoción del corto y su director; el trabajo con la prensa, el diseño de la estrategia de comunicación o las redes sociales. Además de los eventos organizados para dar visibilidad al corto, la búsqueda de apoyos, de sinergias y la coordinación de comunicación de todo el equipo que está aquí desplazado.

P.- ¿Cómo estás viviendo esta experiencia?

R.- Como una de las más intensas de mi vida. El nivel de trabajo es inimaginable, pero es increíble todo lo que estamos viviendo.  La agenda es un caos, pero también todo un placer.

P.- Ese mundo asociado a grandes estrellas y glamour es poco habitual ¿Cómo te embarcaste en este proyecto?

R.- Lo es, pero no estamos tan alejados de las grandes estrellas y el glamour. Al final es sólo un envoltorio, detrás hay personas de carne hueso y sobre todo, mucho trabajo. Nadie llega hasta aquí porque sí. La historia de cómo me embarqué en este proyecto es de lo más terrenal y común: un amigo me puso en contacto con el director, nos entendimos muy bien desde el principio, empezamos a trabajar juntos, y aquí estamos. Parece un mundo alejado e inaccesible, pero solamente somos personas y mucho trabajo, las luces son sólo el envoltorio.

P.- ¿Qué es Aquel no era yo?

R.- Es un cortometraje ganador. Tiene dos años y lleva 94 premios, entre ellos el Goya. Es una pieza muy del gusto americano, rodado de manera excelente, con secuencias espectaculares puestas al servicio de una historia muy bien narrada y que realmente emociona al público. Hay mucho trabajo detrás, tiene muchos apoyos y es un claro aspirante. De hecho, las quinielas en los medios estadounidenses nos dan como uno de los serios candidatos.

P.- ¿Cómo se organiza la promoción de un corto a esos niveles?

R.- Con mucho esfuerzo y mucho trabajo. Llevo desde diciembre, al conocer que el corto aspiraba a ser nominado. Comenzamos a trabajar previendo que el impacto iba a ser el que está siendo. No podemos olvidar que es un cortometraje y cómo se organiza la promoción depende de los recursos con los que cuentes. Se trata de sacarles el máximo partido y yo trabajo en esa línea.

P.- ¿Y funciona?

R.- Contamos con el apoyo de importantísimas ONG’s como Save the Children o Amnistía Internacional. Venimos de Nueva York porque el día 12 de celebró el Día Internacional Contra la Utilización de los ‘Niños-Soldado’ y la ONU utilizó este cortometraje como herramienta para comunicar el problema.

Aquí en Los Ángeles estamos teniendo el apoyo de Pau Gasol, el de la Comunidad de Madrid… Con los recursos que tenemos, le estamos sacando un partido inimaginable antes de comenzar.

P.- Hace unos días decías: «para que el de la prensa salga en prensa, esto tiene que ser gordo» ¿Empiezas a creerlo?

R.- Es muy llamativo. Realmente estar en Hollywood luchando por ganar un Oscar capta la atención inmediata de mucha gente, llegando a niveles de locura que no podíamos llegar a imaginar. Está haciendo entrevistas el jefe de sonido, la directora de casting… En mi caso es doblemente curioso. Yo estoy acostumbrado a estar detrás, con la prensa. Cuando el de prensa se convierte en protagonista, empiezas a pensar que sí, que esto es una cosa seria.

P.- Está claro que en Miranda este éxito de un mirandés ha despertado curiosidad.

R.- Hemos detectado a nivel nacional que la gente tiene ganas de buenas noticias. Realmente el llegar hasta aquí y tener esta exposición, tanto apoyo y esta  corriente tan positiva es emocionante y notas que la gente tiene ganas de contar cosas positivas. En mi caso, que me presten este trocito de atención desde mi localidad, donde he crecido y está mi familia, es una gran satisfacción. Está siendo una de las experiencias más intensas, pero también más emocionantes de mi vida.

P.- ¿Cómo puede afectar a tu trabajo esta promoción?

R.- La palabra ‘Oscar’ lo eclipsa todo. Se produce a nivel mediático una exposición tan grande que afecta no sólo al director y al equipo, sino a todo el mundo que tenga algo que ver. En mi caso, ya empiezo a notar que parece como que te pone en el mapa a nivel de promoción.

Llevo ocho años y parece que ahora tu trabajo se hace más visible, así que preveo que sí, efectivamente, será una gran ayuda para mi trabajo, y me dará más posibilidades de hacer cosas a las que quizá antes no podía aspirar.

P.- ¿Eres consciente de que, de alguna manera, el 2 de marzo puedes decir «yo gané un Oscar»?

R.- Dentro del montón de horas que dedicamos a trabajar, se te pasan pensamientos y sensaciones, pero en ningún caso sería «yo gané un Oscar», sino «yo ayudé a ganar un Oscar». Pero sí que es verdad que a veces pienso que pueda sentir como mía una pequeñita parte de esa estatuilla tan preciada.

Cuando te dedicas a esto es lo máximo a lo que puedes aspirar. Aquí hay implicado un equipo grandísimo y poder pensar que colaboré en ello es una sensación extraña, la verdad es que sí.

 

Foto: JOSE LUIS AZCONA

 

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria