Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Mercedes-Benz C-Coupé 250d

Para quitarse el sombrero

MERCEDES SE REINVENTA OFRECIENDO LA MÁS AVANZADA TECNOLOGÍA CON UN DISEÑO MÁS ATREVIDO Y SPORT AUNQUE PAREZCA UNA BERLINA FAMILIAR. ES UN COUPÉ QUE ATRAERÁ A LOS QUE NO SE CONSIDERAN ‘PURETAS’ SIN OLVIDAR EL LUJO Y LAS PRESTACIONES DE MERCEDES

RAÚL MANSO
06/01/2016

 

Mercedes ha sido, es y será siempre el ‘summun’ de la automoción moderna. Carl Benz fue el inventor de lo que hoy conocemos como automóvil y eso se nota también en nuestros días, porque Mercedes siempre se ha reinventado una y otra vez, ofreciéndonos lo mejor, lo más exclusivo y montando en primicia las últimas tecnologías que después se implementan en otras marcas.

Pero la marca de la estrella, también se ha caracterizado siempre por ofrecernos lo que el común de la población conocemos despectivamente como «coches de pureta».

Esos coches eran impecables en cuanto a comportamiento, contaban con la última tecnología aplicada al mundo del motor, tenían unos acabados dignos de la mejor firma de lujo inglesa y contaban con las mecánicas más longevas y eficaces del mundo. Pero su diseño tan solo atraía a personas de 40 en adelante con un poder adquisitivo solvente.

Así que hace unos pocos años, en el seno de la marca de Stuttgart, decidieron abordar ese problema y comenzaron a depurar sus diseños y su gama con la premisa de atraer a esos clientes más jóvenes.

ALGO ESTÁ CAMBIANDO...
El modelo que os vamos a presentar hoy es un claro ejemplo de lo que la marca alemana quiere plasmar en el ADN de sus nuevos modelos. Con una carrocería coupé, y unas líneas claramente diferenciadas del coche del que deriva, que no es otro que el Mercedes Clase C, quiere atraer a ese segmento de la población del que estábamos.

El frontal se nos presenta más o menos como el de la berlina, solo que con unos trazos perceptiblemente más afilados y tensos que le confieren un toque más dinámico y sobre todo, gracias a esa parrilla delantera con efecto diamante que tan bien lucen los representantes de la marca alemana. Pero es a partir del pilar central hasta la zaga, en donde descubrimos un coche totalmente nuevo.

Su línea descendente del techo, que se prolonga suavemente hasta la tapa del maletero, que cuenta con una especie de alerón en el borde y que curiosamente, también cuenta con una inclinación que se funde por continuidad con el techo, lo que le confiere cierto aire a... ¿un 911?, guardando las distancias, claro...

UN COUPÉ ES UN COUPÉ
En el interior nos encontramos con un habitáculo similar a lo que nos podemos encontrar en cualquier variable del Clase C, solo que en esta ocasión, la sensación es la de estar sentados en una posición más baja y que contamos con menos espacio vital debido a la inclinación de la luna delantera y trasera.

Eso no quiere decir que el Clase C-Coupé sea incómodo, por lo menos, en cuanto a sus plazas delanteras se refiere, ya que tanto en el asiento de conductor como en el de acompañante, gozamos de un confort sin parangón.

Otra cosa son las plazas traseras, ya que si bien, nos encontramos con dos asientos casi perfectos y muy cómodos, al contar con una línea descendente en el techo tan pronunciada, los más altos y corpulentos se sentirán un poco oprimidos. De hecho, yo mido 1,73 m y mi cabeza tocaba directamente con el techo en cuanto me sentaba correctamente con la espalda completamente pegada al respaldo. No obstante,son también unas plazas muy confortables a pesar de todo.

LA MECA DE LA EQUIPACIÓN
Entre el extensísimo equipamiento, nos encontramos elementos de seguridad y confort tales como los típicos, climatizador automático, asistente de cambio involuntario de carril, control de velocidad de crucero y limitador, tapicería de cuero con ajustes eléctricos de los asientos delanteros, ordenador de a bordo, asistente de arranque en pendientes, navegador, sensores de aparcamiento, lluvia y luces..., infinidad de gadgets que nos harán la vida a bordo mucho más cómoda.

Pero lo que más nos gustó es su suspensión neumática que va asociada al mando Dynamic Select, puesto que nos permite elegir hasta 5 configuraciones diferentes según sea nuestro modo de conducción en ese momento: Eco, Comfort, Sport, Sport + e Individual.

GRAN MOTOR DIESEL
La versión que nos tocó en suerte es el C 250 d. Monta una mecánica 2.0 que genera 204cv y que iba asociada a una caja de cambios automática de 9 relaciones. Es una mecánica potente, aunque un tanto rumorosa a bajas revoluciones, algo que se disipa totalmente en cuanto ganamos velocidad. 

Es un motor muy enérgico que tiene una gran patada inicial, pero en el que su mayor virtud es la progresividad de reacciones. Básicamente, al apretar con garbo el acelerador, en un primer momento nos pega nuestras espaldas al respaldo, aunque luego la progresividad con la que va ganando velocidad de una manera imperceptible es la nota predominante.

¿QUIERES JUGAR?
El aplomo con la que abordamos las curvas y los cambios de dirección, sobre todo cuando circulamos en el modo Sport +, es realmente, si se me permite la expresión, ACOJONANTE. No somos conscientes de cómo un coche así, es capaz de afrontar esos virajes a esa velocidad y tan solo nos veremos un poco penalizados en cuanto sobrepasamos unos límites muy altos o nos metemos en curvas lentas y nos damos cuenta que lo que estamos manejando es un coche con un cierto tamaño y peso.

MARCA LA DIFERENCIA
El Mercedes C-Coupé es un claro y digno rival de los BMW Serie 4 o de los Audi A5, solo que con un toque más de distinción y clase que siempre caracteriza a todos los modelos de la marca de Sttutgart.

En definitiva; el Clase C-Coupé es un coupé precioso, con un gran impacto visual y que puede gustar a muchos tipos de clientes de varios rangos de edades. Es un coche perfecto para parejas tanto jóvenes como de cierta edad, a los que les guste la exclusividad que desprende todo Mercedes y a los que disfruten viajando en clase Bussines. Tecnología, unos acabados de bandera y un rodar excelente bajo cualquier tipo de circunstancia es lo que nos ofrece el Coupé de la marca alemana, además de una imagen bella y diferenciadora.

No es un Clase C sin las dos puertas traseras, es un coche totalmente nuevo que nos acerca al glamour de los segmentos superiores y eso; se merece que nos quitemos el sombrero...

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria