Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

BURGOS

La explotación que creó la leche desnatada y sedujo a Alfonso XIII

La finca La Ventosilla, propiedad hace siglos de Isabel la Católica, compagina la ganadería láctea -con su propia marca y distribuyendo a Pascual- con la rotación de cultivos para alimentar a sus 800 vacas frisonas y 2.000 ovejas churras.

DIEGO SANTAMARÍA
05/12/2016

 

El primer laboreo eléctrico en España se llevó a cabo en la misma finca que vio nacer la leche desnatada. Ambos hitos forman parte de la «notable» historia de La Ventosilla, una explotación mixta de ganadería láctea, cultivos diversos y viñedos en plena Ribera del Duero que «hoy en día sigue trabajando en esta línea de innovación y calidad» mientras «lo ecológico empieza a implantarse».

El pasado glorioso de la finca se remonta al año 1503 con la adquisición de los terrenos por parte de Isabel la Católica. Desde entonces, la Ventosilla mantiene su categoría de Real Sitio, aunque «la colonización agrícola y ganadera (...) comienza un siglo más tarde de la mano del duque de Lerma». Quien habla es Fernando Rodríguez, director general de Bodegas Prado Rey y orgulloso nieto de Javier Cremades, adalid de una «nueva revolución» tras hacerse con La Ventosilla en 1989.

Las innovaciones previas durante los años 20 no pasaron desapercibidas para el rey Alfonso XIII, conocedor de esta finca «modelo» tal y como«se puede comprobar en las diferentes publicaciones de la época». Fue por aquel entonces cuando se recuperó la central hidroeléctrica construida por Fermín Lasala -su anterior propietario hasta finales del siglo XIX- con el fin de consolidar una lechería. Al mismo tiempo, «se transformó parte del secano hasta alcanzar las 300 hectáreas de regadío».

La «etapa de vanguardia» se prolongó hasta finales de los 70 para dar paso al «periodo de transición» iniciado por Cremades, quien «gracias al apoyo incasable de mi abuela» logró consolidar «la mayor apuesta de la historia por la Ribera del Duero». Y es que «nadie tiene 141 parcelas que sumen 540 hectáreas de viñedo» en la comarca. Por no hablar de otros factores como la pionera «apuesta por las energías renovables» o «llegar hasta las 1.000 hectáreas de regadío».

Resistencia a la crisis láctea

Aunque el principal potencial y prestigio mediático de la finca se encuentra en los viñedos, la actividad ganadera constituye una de sus principales líneas de negocio. En la actualidad, la explotación cuenta con «800 vacas frisonas, las mejores para producir leche, y unas 2.000 ovejas churras aproximadamente». Los resultados saltan a la vista, ya que la media productiva se sitúa en torno a «15.000 litros diarios», precisa Rodríguez.

Al igual que «todos los agentes del sector», la empresa se ha visto obligada a capear el temporal que trajo consigo la crisis del sector lácteo. No en vano, considera que «nuestra apuesta permanente por la calidad nos ha permitido (...) defender nuestra posición competitiva mejor de lo previsto».

La producción ganadera de la finca se destina a la transformación y venta de leche y quesos. Dentro del primer apartado, La Ventosilla cuenta con una marca propia -elaborada y envasada en su quesería- que se distribuye a nivel regional y que «puede encontrarse en muchos supermercados y tiendas de la provincia». De forma paralela, la explotación mantiene un «acuerdo de colaboración estratégico» con Calidad Pascual que garantiza a la multinacional el suministro diario de «una parte muy importante de nuestra producción».

En cuanto a los quesos, Rodríguez detalla que «se comercializan tanto en España como en algunos de los países a los que exportamos nuestros vinos». El éxito a la hora de exportar este producto se refuerza notablemente, ya que la bodega, encargada de dicha gestión, constituye «nuestro punto de venta más fuerte».

Cultivos forrajeros

Si nos atenemos a los índices productivos de sus líneas vitivinícolas -los viñedos arrojan una media de 5.000 kilos por hectárea- y lácteas, el ámbito agrario parece mucho más testimonial. Dejando a un lado las viñas -«el único cultivo permanente» y «uno de los emblemas de la finca»-, La Ventosilla apuesta por la rotación en función de «cada año».

De hecho, los volúmenes productivos dependen -y «mucho»- de las «condiciones climáticas» de la campaña y del número de hectáreas que se destinan a uno u otro cultivo. Aún con todo, «en líneas generales», Rodríguez señala que «el maíz, el trigo, la colza, el vez, la remolacha, la avena, la cebada o el girasol están siempre presentes».

Amparándose en la filosofía de cerrar el círculo de principio a fin y asumir todas las partes del proceso, una «buena parte» de la producción obtenida de los cultivos se emplea como forraje para alimentar a los animales. Eso sí, «el resto se venden para su transformación».

Sede de Demoagro

La prestigiosa Demostración de Maquinaria Agrícola en Campo (Demoagro) dio sus primeros pasos en la Ventosilla. Concretamente, durante sus dos primeras ediciones en 2013 y 2015. La elección de la finca como escenario de la cita fue obra de su gerente, Tomás Laguna, gracias a sus contactos con la Asociación Nacional de fabricación e importación de Maquinaria Agrícola (Ansemat), entidad organizadora del evento.

«Para nosotros ha sido un auténtico orgullo y esperamos que esta colaboración siga en años venideros», reitera con la disposición de abrir de nuevo las puertas de la finca para propiciar de nuevo un «intercambio de experiencias muy enriquecedor».

 

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria