Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

COOPERATIVA

«La genética es esencial para el ovino»

La cooperativa Rabel ha sido reconocida por su aportación al programa de mejora de la raza Assaf

M.C.
09/01/2017

 

No son buenos tiempos para el ovino de leche, aunque sus profesionales siguen invirtiendo y apostando por un sector cuya producción crece cada año. La Sociedad Cooperativa Rabel, ubicada en San Cebrián de Campos, en la provincia de Palencia, es un buen ejemplo.

Integrada por cinco socios, tres de ellos hermanos, representa el esfuerzo de los productores por adaptarse a las circunstancias y la volatilidad del mercado, y asegurar una gestión «rentable». Javier Alonso, uno de los propietarios, explica como se creó la sociedad hace ya veintidós años, en 1.994. Su padre se dedicaba principalmente a la agricultura y el ‘negocio’ «no daba para tres incorporaciones más». Fue entonces cuando se plantearon introducirse de forma seria en el ovino y apostar por ello.

Empezaron comprando 400 ovejas de la raza Assaf, y ahora llegan a las mil. Recientemente han recibido la distinción de la Asociación Nacional de Criadores de Raza Ovina Assaf, de la que forman parte, por su aportación al programa de mejora genética. El reconocimiento distingue la mejor media de producción de lactaciones a 150 días: 532 litros.

Javier destaca el trabajo realizado en estos años en los que, afirma, «seguimos con el mismo manejo». un manejo que afirman es competitivo y exige también mejoras continuas. Para este profesional la mejora constante en las producciones se debe fundamentalmente a tres elementos. El primero tiene que ver, a su juicio, con la labor de los veterinarios, además de los avances en la sanidad y la alimentación de los animales.

En su opinión, los controles de mediación son «esenciales» en la gestión de la granja, es decir, controlar la leche que da cada oveja y así conocer las fortalezas y debilidades de la explotación. Algo fundamental para ser competitivo». Asegura que ellos llevan realizando mediciones antes incluso de entrar en la Asociación. Ahora los datos se evalúan cada mes y los genetistas informan a los productores, vía aplicación informática. Javier considera en este caso que «la genética es esencial para avanzar en el ovino». Y es que, «antes no se podía acceder a esos datos».

Desde la Sociedad cooperativa palentina se destaca el valor de la raza Assaf como productora de leche. Estos ganaderos reconocen que el ordeño puede ser algo «más complicado» que la raza ovina lacaune, aunque no tienen ninguna duda de que en ovino de leche «no tiene igual respecto a ninguna raza en España ni a nivel mundial».

Rabel ordeña y produce leche, principalmente, aunque también comercializa unos 1.200 lechazos año y venden algunos corderos. El ovino es un sector complicado que ha pasado un mal 2016, y afronta este nuevo año con incertidumbre.

Javier cree, como muchos compañeros, que la crisis del vacuno de leche ha «arrastrado al sector». Y lamenta, en este sentido, que la administración no controle los quesos de mezcla para que haya, «como mínimo», un 20% de leche de oveja en estos productos, algo que no está ocurriendo ahora con la crisis de precios. «Cada vez se come menos queso, se está convirtiendo en un artículo de lujo», asegura.

Este ganadero palentino mantiene que «hasta el año 1.995 nadie perdía dinero en el ovino, nadie se arruinaba». Ahora la situación ha cambiado, dice, con una bajada de los precios de un 22% en el último año. En este contexto, Javier destaca que no se pueden quejar al tener vendida la leche.

Lo que sí lamenta profundamente es que «nadie se quiera incorporar». Su hijo de 20 años está estudiando actualmente y cuando acabe «elegirá lo que quiera hacer». Si las cosas fueran bien, Javier tiene claro que este sería «el mejor sitio donde iba a estar». De eso no tiene ninguna duda.

Sin embargo, no cree que este 2017 traiga cambios drásticos en el mercado. Es más, baraja valores similares en relación al mercado a 2016.

Para Javier, el ovino «sigue siendo rentable», aunque no de «para tirar cohetes». La clave, en su opinión, debe basarse en «la gestión, gestión, y después, de nuevo, gestión». O lo que es lo mismo, producir a costes más baratos. Esa es la clave de cara al futuro. Estos ganaderos forman parte de la Alianza UPA-COAG, organización que pone en valor la labor de estos profesionales que «despuntan» en un sector «tan duro» como el ovino.

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria