Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

NOVEDAD SOBRE EL PAPEL DE LA POLICÍA CATALANA

El correo de Trapero revela que los Mossos permitieron el 1-O

La Guardia Civil elabora un informe clave con los 'mails' y documentos del exmayor. La policía catalana temía que "actuar" dañase su imagen entre los soberanistas

GEMMA ROBLES
26/02/2018

 

La Guardia Civil ha concluido uno de los informes clave para discernir cuál fue el papel de los Mossos en torno al 1-O y del proceso independentista: el que analiza los 'mails' enviados y recibidos desde el verano hasta que fue destituido por quien fue su jefe, Josep Lluís Trapero. Dicho informe, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, fue entregado hace unos días a la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que previamente había autorizado el volcado de los correos. Incluye documentos de distinta índole que aparecían adjuntos en los mencionados 'mails', también actas y dosieres internos de los Servicios de Información de los Mossos que, a juicio del instituto armado, sirven para constatar que los responsables de la policía autonómica permitieron el referéndum, pese a haber podido evitarlo y saber que había sido declarado ilegal por el Constitucional.

Según el relato de la policía judicial elaborado sobre el contenido de los 'mails' y los citados documentos, se diseñó una estrategia operativa, el 'Plan Ágora', orientado únicamente a cubrir apariencias ante el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), fiscalía y Ministerio de Interior, puesto que los propios análisis internos de la Prefectura de Mossos –conocido ahora con la incautación de los correos– señalaban que solo con 40.000 efectivos (cifra muy superior a la plantilla total de  la policía catalana, cercana a los 17.000 agentes) se podía impedir realmente un referéndum como el del 1-O. Pese a esta advertencia se mantuvo vivo el 'Plan Ágora', que enviaba a un par de agentes por colegio, y no se solicitó apoyo en virtud de este cálculo propio de los Mossos.

Una de las conclusiones del nuevo informe de la Guardia Civil es que Trapero, arropado por la Prefectura y asesorado por el servicio jurídico del cuerpo autonómico, "pretendió construir" un relato basado en que hubo en la jornada de la consulta actuación policial y se defendió el orden público y la convivencia para poder justificar así la actitud "pasiva, no colaboradora y de permisividad" de los Mossos ante la comisión de un hecho ilícito que debían impedir. Y, por ende, tratar de evitar posibles responsabilidades penales.


Un mosso se lleva una urna de un colegio electoral de Barcelona el 1-O. / RICARD CUGAT

La imagen del cuerpo
Una de las novedades que aportan estas diligencias judiciales son, sin duda, los dosieres del área de análisis de la Comisaría General de Información de los Mossos (CGINF) antes y después del 1-O. Dichos informes han pasado ahora a manos de la jueza Lamela por ir anexos a los 'mails' que enviaba o recibía Trapero y que, al menos según la Guardia Civil, no consta que se pusieran a disposición de los tribunales o fiscalía de forma voluntaria, pero sí de los superiores jerárquicos y políticos del exmayor. También el 'exconseller' Joaquim Forn, que se encuentra actualmente en prisión.

En uno de esos informes internos, añadido a un correo recibido por Trapero entre otros el 23 de septiembre, se estudian las movilizaciones que convocadas por la ANC y Ómnium Cultural se habían producido delante del TSJC y la Ciutat de la Justícia el día 22. Pero lo más chocante para los investigadores es que ahí se admite que el área de Información de los Mossos tuvo constancia de que esa misma tarde "se podría producir" una actuación de agentes de la Guardia Civil en la sede de la Assemblea Nacional (ligada a la ola de registros y detenciones que entonces se lanzó desde el juzgado 13 barcelonés) y que "fuentes abiertas" les afirmaban que miembros de la ANC "estarían retirando material relacionado con el referéndum". En esas fechas la policía autonómica ya tenía orden de la Fiscalía que advertía que cualquier movimiento relacionado con el 1-O debía ser impedido y notificado. Según la Guardia Civil, no hay prueba de que tomaran ningún tipo de iniciativa en ese sentido. Tampoco lo comunicaron a otros cuerpos policiales.

Además, en este mismo dosier de Información de los Mossos se confirmaba que los alcaldes de la CUP que en esos días eran llamados por el fiscal para ir a aclarar su vinculación con los preparativos de la consulta no acudían a la cita. Se advertía a modo de conclusión que si se instaba a los policías autonómicos a actuar como agentes judiciales para que los detuvieran, "esta circunstancia dañaría la percepción favorable que tiene la ciudadanía soberanista de este cuerpo policial".

Ocupación de colegios
Por hechos como los descritos anteriormente concluye la Guardia Civil que existía connivencia entre la dirección de los Mossos y los impulsores del referéndum ilegal. Insisten en esta línea en que el propio Trapero facilitaba información y documentación constantemente a sus superiores políticos, especialmente a Forn, defensor de la consulta que en principio sus policías debían impedir. Y el mayor le pasaba no solo documentos oficiales, si no información 'oficiosa', como prueban sus correos.

Así ocurrió el 25 de septiembre, cuando el comisario Ferran López –jefe de los Mossos desde que se aplica el 155 en Catalunya-le envió un 'mail' a Trapero en el que decía tener "pistas" de  próximas instrucciones de la fiscalía. Estaba cerca el 1 de octubre. En ese momento, Ferran López hizo saber a su jefe que había habido una reunión informal entre el responsable de la región policial de poniente del cuerpo y el fiscal jefe de esa provincia, quien le habría adelantado a su interlocutor que, entre otras cosas, se les iba a solicitar que precintaran los colegios antes del 1-O. Esos datos pasaron en cuestión de minutos, vía correo electrónico de Trapero, a manos de Forn, del director general de los Mossos, Pere Soler y del secretario general de Interior.

La Guardia Civil recalca en su informe para Lamela que 48 horas después de esa cascada de 'mails' con la información oficiosa, se presenta en la sede de Ómnium la plataforma Escoles Obertes, movimiento ligado al referéndum que planteaba ocupar con antelación a la consulta los colegios para evitar su desalojo. En este contexto los investigadores señalan a Trapero como uno de los facilitadores de que los responsables del 'procés' tuvieran "ojos y oídos" en los órganos que el Estado constituyó para frenar el plebiscito independentista como paso previo a una DUI. Y entienden que sus 'mails' lo prueban.

"El 1 de octubre debe celebrarse el referéndum en Cataluña"
En una de las actas de una reunión de jefes de los Mossos que tuvo lugar el  1-O, se recoge que Trapero dijo públicamente en ese 'breafing' -haciendo balance de lo sucedido- que la policía catalana se había mantenido al margen del 'procés'. No obstante, en el último informe de la Guardia Civil elaborado a partir de sus 'mails' y distinta documentación hay dosieres donde se ha dejado por escrito otra cosa.

"El 1 de octubre del 2017 debe celebrarse el referéndum de autodeterminación de Cataluña", se dice en la introducción de un documento de Información de los Mossos, del 29 de septiembre.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria