Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

INFORME ENVIADO A LA AUDIENCIA NACIONAL

Los Mossos quisieron acceder sin control ni autorización a datos de ciudadanos

Diseñaron una "estructura de información" para la república, según la Policía


01/03/2018

 

Los Mossos d'Esquadra trataron de quemar documentos sobre sus planes para crear "una verdadera estructura de información para un futuro Estado catalán" en connivencia, afirma la Policía Nacional en el informe entregado a la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, con el Centre de Seguretat de la Informació de Catalunya (CESICAT), conocido como el 'CNI catalán'. La Policía concluye que Mossos y CESICAT han llevado a cabo "actividades irregulares" entre las que incluye el control de comunicaciones, la interceptación de correos electrónicos, redes sociales y la telefonía móvil, "introduciendo aplicaciones para monitorizarlas".

El proyecto más ambicioso en ese sentido era el plan de los Mossos, que también iba a ser destruido, de "acceder a las bases de datos externas de diferentes organismos". El informe recuperado por la Policía tiene fecha del 2012 y recoge el interés por acceder, sin control ni autorización previa, a las bases de registros de "personas aseguradas" (Servei Català de la Salut), del Departament de Salut, de "alumnos matriculados" (Educació), del Servei Català de Trànsit, de los beneficiarios de "prestaciones de bienestar social", de las oficinas de trabajo, de intervención de armas, el DNI, el catastro, de los expedientes de menores de edad y hasta las bases de datos de las "redes de bibliotecas de las diputaciones" catalanas.

Así lo afirma el segundo jefe de la Comisaría General de Información de los Mossos, Miquel Justo, en un correo electrónico enviado el 1 de junio del 2012 a dos directivos del CESICAT: "Tal y como te comenté ayer, estas son las BBDD en las que estamos interesados".

La Policía afirma en su informe a la jueza Lamela de que "queda constatado que la cúpula del Departamento de Interior de la Generalitat de Catalunya estaba muy interesada en poder obtener acceso a todas esas bases de datos, a las cuales solo se podía acceder bajo petición por escrito y por conducto reglamentario entre administraciones… y así poder hacerlo autónomamente y sin dejar constancia por escrito, con la premisa de que prácticamente de esta manera se podría averiguar hasta la más mínima información de cualquier ciudadano".

Estructura de inteligencia
Los documentos secretos de los Mossos y el CESICAT muestran otros proyectos para la creación de una estructura de Inteligencia. Así, un dossier con el sello "Confidencial" recoge el correo electrónico que el 6 de febrero del 2013 envía Xavier Inglés (CESICAT) a dos de sus directivos, Tomás Roy y Josep Verdura, sobre el interés de los Mossos d'Esquadra en conseguir una aplicación para vigilar teléfonos móviles que fuera oculta para el usuario.

El dossier cuatro, también declarado confidencial, recogía otro correo electrónico entre dirigentes del CESICAT sobre un proyecto llamado "infraestructura para la navegación anónima PD0". Otra vez los Mossos d’Esquadra figuran como clientes para poder navegar de forma segura y anónima por internet de forma que "ningún internauta experimentado ('hacker', entes gubernamentales…) puedan llegar a los servidores ni al origen de la navegación. El plan incluía instalar "treinta máquinas distribuidas por las siete regiones policiales del país".

Pero el proyecto estrella fue el MDM/CellCrypt, para conseguir teléfonos móviles seguros. El informe recuperado afirma que esos dispositivos eran para "el entorno de Gencat" (Generalitat). En un principio se afirma que el proyecto está hecho para entre 25 y 75 personalidades que disfrutarían de "móviles encriptados, con cifrado de voces, interlocución única de Vips, cifrados de correos, cifrados de PC…" con un coste de 305.633 euros anuales (si eran 25 los beneficiados de esas comunicaciones seguras). Si el plan se ampliaba a 300 o hasta 500 usuarios, la otra posibilidad contemplada, el coste sería de hasta 2.725.796 euros cada año. Un correo electrónico del 21 de noviembre del 2013 dirigido al jefe de los Mossos Ferran López le comunica que el CESICAT "ha puesto en marcha ambos proyectos".

Topos para espiar
Otros documentos rescatados por la policía nacional revelan la inquietud por la existencia de topos cerca de los políticos del Govern. Así, los cuatro folios del llamado 'caso Apóstol', clasificado como "secreto" y fechado el 13 de mayo del 2016, resumen la oferta de un confidente para descubrir a posibles "infiltrados en los servicios de escolta de personalidades". El confidente presume de que contaría con la ayuda de un capitán de la Guardia Civil en Tarragona porque "se ofrece a pasarse a los Mossos d'Esquadra si se consiguiera la independencia".

Más confusa resulta otra de las operaciones que se trataban de destruir en la incineradora de Sant Adrià del Besós. Las relaciones de los Mossos con un hombre al que llamaban, en clave, Hebrón. Se trata de un ciudadano que se ofreció a ser confidente e infiltrarse en ambientes independentistas. Pero los documentos muestran que también acudió a la sede del PP catalán y ofreció material "sensible que pondría en entredicho algunas estructuras del Gobierno" de la Generalitat. Hebrón habló con el jefe de seguridad del PPC, que "lo valoró positivamente". El supuesto infiltrado acabó siendo detenido por una patrulla de los Mossos el 19 de abril del 2015. Tenía en su poder, según los documentos, "información delicada que podría perjudicar al Cuerpo de Mossos, concretamente a la UCRO" (Unidad Central de Recursos Operativos).

La Policía asegura en su informe que la Comisaría General de Información de los Mossos realizó actuaciones que "no solo no se corresponden con los cometidos que tienen legalmente establecidos, sino que entrarían en contradicción con dichos preceptos y por tanto con el cumplimiento de la ley". Y determina que esas actividades supuestamente ilegales las habrían realizado "en una manifiesta labor de apoyo a la ejecución de la hoja de ruta del secesionismo, controlando para ello a todos aquellos colectivos, personas y sus actividades que se oponían a este con la finalidad de subvertir el orden constitucional y la forma de Gobierno de una parte del Estado español".

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria