Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LESLIE Y HAMMOND

Calçots y pantalones

AGUSTÍN HERRERO AGUSTÍN HERRERO
02/10/2017

 

TARDAREMOS UN TIEMPO en darnos cuenta, lo que ha pasado ayer y lo que significa. Se mire como se mire. Desde territorio catalán, desde territorio español o con el ojo de Bruselas. Más allá de estas fronteras, se ven los toros desde la barrera. Lo cierto y más importante, la mayoría de los demócratas hemos madurado en veinticinco años de envejecimiento del roble que hace buen vino. Años atrás, esto hubiese sido una guerra civil de hermanos contra hermanos como ya pasó entonces. Nuestros hijos pueden estar tranquilos en esto, será de las pocas cosas que les dejemos bien cimentadas. Una parte de Cataluña arrastra a la otra y confunde la razón con el corazón. De siempre, los alquimistas mezclaron pequeñas dosis de fórmulas magistrales para ungüentos y venenos rabiosos como los escaños de las minorías separatistas que saben de pócimas políticas para gobiernos moribundos. Así estamos catalanes y españoles, que siendo lo mismo parece que tengamos enfermedades distintas. Sabíamos que esto pasaría, pero no tan pronto. El referéndum se ha adelantado muchos meses antes de lo previsto, ante la marcha inexorable de una recuperación económica que tapa bocas de oportunistas y falsos profetas que pregonaron en la Puerta del Sol el 15M. Que nadie se engañe y piense que esto solo son historias de radicales catalanes. El trazado es de tal maestría que puede hacer caer el castillo de naipes catalán y español con sólo, menear una pieza. De todos es sabido que el rumor del volcán catalán se calmaba con los dineros nuestros desde González, pasando por Aznar y Zapatero. Jordi Pujol lo administraba gota a gota para calenturas separatistas, que sanaba. Ese estatus quo, de pacto y secreto a voces entre mi querida España y la rica Cataluña, saltó por los aires con un Artur Más que de tanto mirar al espejo su mentón, perdió los papeles. Fue entonces cuando el Parlament Catalá contagió de miedo al de Madrid que es de todos y cada uno hizo sus cuentas. Hemos tardado en ver que Cataluña prefiere ser rica, antes que solidaria, y hasta se puede entender. Pero no se arreglará esto con una Gallegada de Rajoy que desespera al más templado ante su pasividad e indolencia. Ahora, vienen dando. Sánchez quiere pasar a las enciclopedias, como el renacido que reconstruyó nuestra Constitución y serenó a catalanes. No son tiempos tampoco de llevar a la chusma a mazmorras. Que nadie se rasgue la ropa, España no se rompe. Esto se arregla con dinero, pactos secretos y bajadas de pantalones.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria