Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SIN OFENDER

Es difícil hacerlo peor

MERCHE MARTÍNEZ MERCHE MARTÍNEZ
01/04/2018

 

POR MÁS QUE MIRO Y REMIRO, sólo veo que es difícil hacerlo peor. Si no, díganme cómo es posible que esté a punto de tirarse al traste un trabajo bien hecho durante más de 30 años, como es la celebración del festival de folclore que cada verano convierte Burgos en un lugar de referencia, y a este evento en uno de los más esperados por los burgaleses, además de agradable sorpresa para los miles de turistas que ese mes se acercan a vernos.
Son ya más de 40 ediciones las que sus responsables han logrado celebrar, a pesar de los fríos y ventoleras veraniegas de Burgos que han causado múltiples tiritonas y catarros estivales a los miles de personas que, en estos años, se han sentado en sus gradas y sillas de madera. Años en los que también han tenido que pelearse con gobiernos que, desconfiados a la hora de ver salir a sus grupos folclóricos lejos de su control, pusieron mil y una trabas ‘a esos españoles’ que querían traerse a sus bailarines ‘a no sé qué’ ciudad de España. Y que casi siempre tuvieron luego que confesar su satisfacción tras ver el recibimiento con que se les acogió a todos ellos, deseando volver otro año más.
Y sin embargo, el comité organizador ha resultado tener al enemigo en casa, un ayuntamiento dejado y pasota que, incomprensiblemente, lleva años sin pagarles esos extraordinarios esfuerzos, que dan como fruto uno de los certámenes internacionales más importantes de este país, del cual luego los mismos responsables municipales no dudan en presumir en folletos turísticos y ferias.
Personalmente creo que más agradecidos deberían estar a los grupos de danzas y coros locales que cada año se ocupan de todo eso que ellos no hacen -ya sea por falta de ganas o de lo que sea-, como ir a recoger a los invitados al aeropuerto, buscarles un alojamiento cómodo o llevarles a conocer algo más que la plaza San Juan...
Pues no. Y a cambio les dejan a deber dicho trabajo, como si este festival fuera un gasto inesperado caído del cielo, cuando tendría que ser ya tan habitual entre las facturas del Ayuntamiento como la luz del mes o el sueldo del alcalde... Deuda que se remonta a 2016, y de la que no importa la cantidad o si ya está pagada sino lo que implica: un reitearado pasotismo que tiene en solfa el pago de 2017 y en el aire la cita del 2018, ante un gran trabajo donde es vital cualquier euro -aunque en el comité estén habituados a hacer encaje de bolillos con el dinerito-. Así que si por desgracia se va a la mierda, señores munícipes, no vengan con milongas pues gran parte de la culpa será sólo suya.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria