Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EL GABINETE

Muerte digna, sí

 

HACE UNOS meses me encontré con una amiga palentina auxiliar de enfermería, me comentó que venía de visitar una residencia de ancianos donde trabajó hace algunos años.
Tras ese tiempo, obviamente muchos de los trabajadores ya no estaban, algunos se habían jubilado y otros solicitaron un destino diferente, así que solo quedaban dos o tres de las antiguas compañeras.


Pero lo que me sorprendió, agregó, es que algunos de los enfermos crónicos en estado vegetativo, encamados y entubados para comer por sonda nasogástrica, seguían allí. Personas que llevan años con una enfermedad degenerativa e irreversible, en estado dependiente, sumidos en un carrusel de problemas y sufrimiento indeseado, conectados a la vida por una máquina.


Algunos ya no reciben visitas de familiares o amigos, quizá no puedan o tal vez hayan fallecido, ya solamente queda la rutinaria visita del personal médico de turno.


Como decía Foucault, antiguamente el poder se ejercía por quitar la vida, tenemos que acordarnos del Derecho Romano y el pater familia. Pero hoy, el poder se ejerce por no dejar morir, llegando incluso hasta el escarnio terapéutico.


Las encuestas del 2018 nos sitúan ante una honda realidad: un 84% de la población está a favor de la eutanasia, según la Asociación Federal Derecho a Morir Dignamente, y si vemos otras encuestas podemos argüir que más o menos cuatro de cada cinco personas estaría a favor. Sin embargo, el artículo 143 del Código Penal sigue castigándola con pena de prisión.


Si esto es así, ¿qué está pasando para que no se desarrolle una ley que regule el derecho de libre elección a una muerte digna de toda persona en situación de enfermedad degenerativa y sufrimiento indeseado?


Es difícil entender la reciente noticia de un hombre al que, tras cuidar diariamente a su mujer enferma degenerativa durante 30 años, se le juzgue por violencia de género por cumplir el expreso deseo ella, incluso grabado en vídeo, de tener un final dulce y controlado.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria