Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EN LAS NUBES

Noche de estreno

ALMUDENA SANZ ALMUDENA SANZ
19/11/2017

 

LA PAREJA encontró el auditorio sin muchos problemas. Había algarabía en la entrada. Él lo observaba todo. Ella solo lo miraba a él. Más con ojos de vigilancia que de embeleso. Hicieron la cola, cruzaron las puertas de aquel flamante edificio. ¡Había cambiado tanto su ciudad! Dejó el abrigo en el ropero y no pudo reprimir un silbido de admiración al entrar en la sala. Con una emoción desconocida ocupó su butaca. Le resultaba extraño asistir al estreno de una de sus obras sin que nadie lo reconociera. Distinguía quién era quién por lo ojeado en la prensa desde que dieran luz verde a su petición. Creyó distinguir a algunos políticos, escritores, músicos, escultores, profesores y hasta vislumbró a quienes estaban grabando un documental sobre su vida (ojalá no le pillara de misión el estreno en enero). A pesar de la mirada asesina de su carabina (temían que descubriera su identidad), preguntó a su compañero de fila quién era la persona que se había referido a su ópera como un obrón y esperaba que algún coliseo español o europeo se interesara por ella. Supo que era el presidente de la Orquesta Sinfónica de Burgos. Sintió no poder darle las gracias, a él, al director... y a Alejandro Yagüe, el compositor que había terminado su orquestación. Nunca le gustó que metieran mano en sus partituras, pero tampoco los largos días de encierro ni las balas que lo tumbaron en esa embarrada fosa y lo callaron para siempre. Superó una segunda mirada asesina cuando, en el descanso, se levantó y quiso escuchar los comentarios, echarse un cigarro -que no pudo ser-, palpar el ambiente. Le hubiera encantado compartir ese momento con su hermano Julio y sus amigos Antonio Pardo (¡Fatal destino compartido!); Consuelito Mediavilla, su querida cara de pito (¡Sus cartas habían aliviado tanto sus penurias en prisión!); Matías Martínez y José Luis Monteverde (¡Cuánto les agradecía todo lo que hicieron, aunque sin éxito, por sacarle del inmundo penal!); las hermanas Emilia y Concha Sidar, que, como integrantes del Orfeón Burgalés, habrían enloquecido con la velada; Carlos Santamaría y Saturnino Calvo (¡Cuánta camaradería entre rejas!). Quizás no hubiera llegado a tiempo Honorio Martínez, siempre embarcado por esos lejanos mares. Todos juntos habrían disfrutado mucho de esa noche de estreno. Hacía tiempo que había superado cualquier tipo de nostalgia, pero, de repente, Antonio José pidió su abrigo y abandonó el Fórum sin saber si encontraría la puerta que le llevaría al Ministerio del Tiempo y sin escuchar la ovación final que mereció la primera representación de El mozo de mulas.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria