Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EL EQUILIBRIO DEL TREN

Peatonalizar la calle Santander

JORGE M. MOSQUERA JORGE M. MOSQUERA
06/11/2018

 

COMO un capricho del primer regidor, se nos había dado la oportunidad de poder pasear por la calle Santander los domingos sin que tuviésemos el agobio de vehículos y motos haciendo ruido por allí. Lo sentimos. La calle Santander ha dejado de ser peatonal. Quizá al plantearla, su idea general fuera buena: los peatones burgaleses podrán pasear por esa calle los domingos, dándose un homenaje de agradecimiento a ellos mismos como consecuencia de no tener vehículos por allí.

Cierto, pero el resultado ha sido malo, muy malo. Después de haber movilizado a la mitad de la Policía Local de Burgos para qué tuviesen cuidado de que ningún coche pasase a la zona peatonalizada o pecasen pasándose de los accesos para el aparcamiento de la Plaza Mayor, ha habido infinidad de denuncias y quejas por parte de los ciudadanos como resultado de que los buses con parada en los soportales de Antón seguían pasando por esa calle, confundiéndose con los peatones.

Por una cosa u otra, en el tiempo que ha durado esta medida, los burgaleses no se han sentido acreedores de ese privilegio ya que el peatón solo siente como suyo, aquello que le da tranquilidad y no le obliga a pensar si estará cruzando sin mirar o si se estará saltando un semáforo en rojo. Y ese, posiblemente, ha sido el motivo del fracaso de esta medida: si se peatonaliza, será con las mismas condiciones que en las calles que ya lo son. Por eso, podemos decir sin equivocarnos, que la anulación de esa medida ha sido acertada.

El resultado de todo eso es qué se ha perdido una buena oportunidad de tener una zona de paseo muy válida para los peatones, pero al mismo tiempo, se ha perdido también la oportunidad de que esa zona pudiese ser utilizada para las compras de los burgaleses durante los días que efectivamente hay más posibilidad de negocio, es decir, los sábados por la tarde o incluso todo el sábado.

Hubiera estado bien, haber cerrado el tráfico a partir de la ubicación de la entrada y la salida del aparcamiento de la Plaza Mayor hasta el semáforo del «Toro», habiendo modificado, ese día, el recorrido de los autobuses que paran en los soportales de Antón para qué, en ese tramo no hubiera otros vehículos que los propios derivados de urgencias.

Posiblemente sea complicado, pero además de los votos consecuentes, se conseguiría qué en las próximas fiestas navideñas, los burgaleses anduvieran por esa calle como si estuvieran en la Quinta Avenida de Nueva York.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria