Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EL EQUILIBRIO DEL TREN

Premios Nobel

JORGE M. MOSQUERA JORGE M. MOSQUERA
09/10/2018

 

ME DESPIERTO con la grata noticia de que el ginecólogo congoleño Denis Mukwege y la activista iraquí Nadia Murad han obtenido el Nobel de la Paz por «sus esfuerzos para terminar con el uso de la violencia sexual como arma de guerra en conflictos armados». Parece que por fin el Comité para el otorgamiento del Nobel ha revisado sus propios actos anteriores y ha dado al Cesar lo que del Cesar.

Un cúmulo de despropósitos del Comité Nobel Noruego ya habían dado mucho que hablar, pero algunos nombramientos como el de Bob Dylan como Nobel de literatura dejaban a la institución muy por debajo del lugar que se merecía este gran premio.

Desde siempre he escuchado a Bob. Desde ‘Blowing in the wind’ o ‘Like a Rolling Stone’ hasta su magnífica ‘Hurricane’, bailado en las discotecas de toda la galaxia. El resto de su obra no le va detrás. Pero cuando un día le nominaron para el Nobel de literatura, premio que no codiciaba y que no recogió hasta un año después, descubrimos que Bob es un cantante. Bueno, eso sí, pero sólo un cantante. Aquella corona marcó definitivamente la pérdida del norte de la Institución y una mera búsqueda de una cierta modernidad.

Ahora se ha hecho justicia. No hace muchos días la famosa revista Time nos había espantado con la publicación de una lista de favoritos entre los que se incluía al fugado de la justicia española, Puigdemont. Para no negar la mayor, cierto es que la revista se «limitaba» a destacar que éste se encontraba entre los más votados de una lista de apuestas de la compañía Ladbrokes.

Las empresas de apuestas han estado hábiles y han aprovechado aquella desazón para hacer torticeras predicciones y vaticinios con poco sentido práctico, nominando a los Premios Nobel de la Paz, entre otros aspirantes de similar pelaje, a este individuo.

Al rebufo, ‘Time’ ha aprovechado la coyuntura, colocando en primera página tales profecías. Amarillismo sí, pero lícito. Ahora bien, admitir la publicación como nominado a tal distinción, de un fugado de la justicia de su país, revela el poco rigor de una publicación que siempre ha sido lo máximo y que no pasa por su mejor momento con lo que no deja de ser una revista que no comprueba sus reportajes antes de publicarlos. Ya lo decía Toni Curtis en «La pícara solterona»: «no dejes que la verdad te estropee una buena noticia». En fin, Bob Dylan consiguió el galardón por canciones como ‘Absolutely Sweet Marie’, donde uno de sus párrafos dice: «Para vivir fuera de la ley, debes ser honesto». ¿Cómo podría ser Premio Nobel de la Paz semejante pavisoso?

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria