Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EN LAS NUBES

Tertulia sin pajarita

ALMUDENA SANZ ALMUDENA SANZ
24/09/2017

 

SE QUITAN LA PALABRA como en las más reñidas tertulias televisivas, elevan la voz que para sí quisiera Tomás Roncero, se muestran sin trampa ni cartón, sin maquillajes ni máscaras de quita y pon, se permiten soltar unos tacos y cagarse hasta en lo más sagrado sin miedo a que suene un pitido o un celoso moderador les dé el alto y cuando tienen la boca seca tiran de jarro sin mirar a los lados. Hablan de lo que conocen, de lo que han vivido, de lo que les pasa en el día a día, a ellos, no a los demás, y la cosa solo se encrespa cuando cada uno rememora su propio guion de la película, que no siempre coincide. El número de participantes varía de dos a ocho y subiendo y la edad media sobrepasa los setenta. La tertulia está abocada a la extinción, con permiso del pastelero, el librero o la periodista, pero mientras tanto, que les quiten lo contao. Dispar es el perfil. Está el callado, que asiente, sonríe y mete baza cuando algún otro le interpela directamente para reafirmar su teoría. También el que requiere sin descanso la atención de los interlocutores y busca el piloto rojo de la cámara con avidez. No falta el que coge carrerilla y tira del hilo hasta que suelta todo el carrete sin importarle si está pisando el telar del otro. Alguno hay que habla cuando le toca, sin interrupciones ni imposiciones. Variopintos son los temas que corren entre trozos de pan y queso, huesos de aceitunas y cáscaras de cacahuetes. Se recrean en sus años mozos, recuerdan las perrerías de aquel maestro que un día colgó a unos de un gancho y otro encerró a aquellos en un cuarto oscuro, traen a colación gestas que ya forman parte de la historia del pueblo sin miedo a repetirlas más de un día, le dan vuelta y media a la cosecha, la vendimia y las bondades del huerto… La boca nunca se les seca. Siempre presto el vino para que fluya la conversación. Solo se para cuando alguien se da cuenta de que son casi las tres y la parienta tendrá ya la comida en la mesa. Sin formalidades, y tampoco con muchas prisas, se levantan de los bancos, se echa la llave a la bodega y por el sol o la sombra sigue cada uno su camino.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria