Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

RIBERA- CASO ARANDINA

Los abogados de los exjugadores seguirán la misma estrategia

Pedirán la libre absolución frente a los 40 años de pena solicitados por la acusación

LORETO VELÁZQUEZ
25/09/2019

 

El primero en presentar el escrito de defensa en el caso que investiga la presunta implicación de tres ex jugadores de la Arandina en una agresión sexual a una menor de edad (que entonces tenía 15 años), ha sido el despacho de abogados que representa a Carlos Cuadrado alias ‘Lucho’. Pero tanto Raúl Calvo como Víctor Rodríguez ‘Viti’ seguirán la misma línea de defensa: una estrategia que pasa por negar cualquier tipo de agresión sexual y por pedir la libre absolución. «Al no existir delito no puede existir autor ni cooperador», defiende en el escrito Mario Blanco, el abogado de Carlos Cuadrado.

En su calificación, a la que este periódico ha tenido acceso, el letrado muestra su disconformidad con la valoración presentada por la acusación al negar cualquier delito y entender que no corresponde ni la pena de cárcel ni la responsabilidad civil solicitada por el Ministerio Fiscal. Además, de cara al juicio, presenta un listado con los testigos que quiere llevar, los informes periciales a tener en cuenta y los soportes originales de las grabaciones, el volcado de dispositivos electrónicos, audios, mensajes de Whatsapp y fotografías que obran como pruebas.

Salvo pequeñas diferencias, la estrategia de la defensa está fijada: ni hubo agresión aquel 24 de noviembre de 2017 en el piso que compartían los jugadores en la calle San Francisco, ni por tanto hay cooperadores necesarios porque, como dijo el único testigo presencial -que la defensa ha propuesto para volver a declarar-, «allí no pasó nada».

Los abogados de la defensa saben lo que hay en juego: más de cuarenta años de prisión, y no quieren dejar ningún cabo suelto. Por ello, aunque el otro abogado, Rafael Uriarte, había representado hasta ahora a Raúl Calvo y a Víctor Rodríguez ‘Viti’; en el juicio se encargará de la defensa de Víctor, y su compañera, la letrada Olga Navarro, de la de Raúl. La medida se adopta con el fin de poder defender con mayores garantías a cada uno de los procesados.

En este sentido, hay que recordar que según la evaluación psicológica que se hizo durante la instrucción a los jugadores, el dictamen abrió una puerta a Raúl Calvo, que puede utilizar como atenuante en el juicio, ya que el informe sugería que «la capacidad mental» del joven era «igual o inferior a la de la menor».

Juzgado

Similar eximente pueden plantear también, si se precisa, los abogados de Carlos Cuadrado (Lucho). Según el informe que presentó la parte cuando se había dado por cerrada la instrucción, la valoración de madurez que hizo el juzgado en la que se aseveraba que el joven tiene una madurez psicológica superior a la denunciante, «no parte de pruebas objetivas» al basarse exclusivamente en su capacidad de tomar decisiones. Para el experto contratado por la defensa, «los últimos estudios hacen referencia a que el periodo de adolescencia se amplía de los 19 a los 24- 25 años debido a que cada vez más se retrasa la asunción de responsabilidad en los jóvenes». En su opinión, Lucho obedece a un sistema cognitivo «simplista, cortoplacista, primitivo e infantil», propio de niños y adolescentes.

Del documento se desprendían además datos de interés como que Lucho está diagnosticado desde que tiene doce años con la patología TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad). Según este escrito, tras años medicado, dejó el tratamiento en septiembre de 2009, «sin consultar a su médico». En esa misma fecha comenzó su carrera profesional como futbolista tras no lograr aprobar la ESO y dejar por el camino varios grados formativos.

La nueva abogada de la menor que representa la acusación particular -tras la renuncia del anterior letrado (Fernando García Puertas)-, prefiere no pronunciarse a la espera de que los abogados de los tres deportistas investigados terminen de presentar sus escritos de defensa, algo que el despacho de Rafael Uriarte hará en los primeros diez días de octubre. «No sabemos fecha del juicio ni puedo hacer un cálculo, el procedimiento continúa y hay que esperar», señala la abogada de la menor denunciante, Patricia Ortiz.

Si las defensas piden la libre absolución ante un delito que en su opinión «nunca existió», la versión cambia radicalmente en los escritos de calificación que han presentado ya tanto la Fiscalía como la acusación particular y popular (Fundación Clara Campoamor). La primera pide 40 años de cárcel para Raúl Calvo, «como principal responsable», y 39 para los otros dos como colaboradores necesarios; mientras que la acusación popular eleva la cifra a 43 años y la acusación particular a 44 años, para cada futbolista.

Los tres se aferran a la pauta marcada por el Tribunal Supremo a raíz del caso de ‘la Manada’ de Pamplona, donde se considera que a la agresión individual hay que sumar la pena por la cooperación en las violaciones de sus compañeros.

Según destacaba en su valoración el Fiscal, en el caso de la Arandina, la menor «fue obligada a mantener relaciones sexuales con todos ellos en el salón de la casa, para seguidamente ser de nuevo obligada por Raúl Calvo a soportar otra relación sexual en un dormitorio de la vivienda».

Responsabilidad

Junto a las penas de prisión, la acusación pide otras medidas como la prohibición de comunicarse por cualquier medio con la víctima durante un periodo de veinte años o que se imponga una indemnización conjunta de 50.000 euros, más los intereses legales «por los daños morales causados». En el caso de Raúl Calvo, consideran además que debería pagar una indemnización individual de 20.000 euros.

A todos se les acusa de cuatro delitos: tres de agresión sexual (de los que dos les corresponden como colaboradores necesarios y uno como autores), y uno contra la libertad sexual de la joven. Para el Fiscal, los futbolistas planificaron el encuentro ya que mantenían contacto con la menor, vía whatsapp y teléfono, desde septiembre de 2017, dos meses antes de la presunta agresión. Además, concreta, sabían la edad «que tenía» y a pesar de ello, intentaban «convencerla para que tuviera relaciones sexuales con ellos».

En la familia de la menor, nervios en una tensa espera que por ahora no tiene fecha. «Vamos poco a poco», lamenta el padre de la joven.

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria