Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

RIBERA

Adif cifra en 4.280.000 euros el coste de reconstruir el túnel de Somosierra

La reapertura de la línea en la totalidad del tramo entre Colmenar, en Madrid, y Campo de San Pedro, en Segovia a 35 kilómetros de Aranda, supondría una inversión mínima de 8 millones

LORETO VELÁZQUEZ LORETO VELÁZQUEZ
20/06/2018

 

A día de hoy el coste sería mucho mayor pero ADIF ya sabía lo que le iba a costar arreglar el túnel de Somosierra tres años después de que una bateadora quedase atrapada: 4.280.000 euros. Así lo afirma la Subdirección de Operaciones Centro en el informe al que ha tenido acceso El Correo de Burgos en el que queda reflejado que reabrir la totalidad de la vía férrea del tren directo entre Colmenar, en Madrid, y Campo de San Pedro, a 35 kilómetros de Aranda, costará un mínimo de ocho millones de euros.

Datado en mayo de 2014, el cálculo de lo que habría que invertir para reabrir el túnel reservaba 1.000.000 euros para la reparación de la campana (la parte superior del túnel, que se ha ido venciendo) y 3.280.000 para el refuerzo de la bóveda afectada pero lo cierto es que, hoy, cuatro años después, lo único que se ha hecho es tapiar la entrada para evitar curiosos.

Según relata este documento, tras el derrumbe del 8 de marzo de 2011 -por un desprendimiento del hormigón de revestimiento de la bóveda del túnel, a unos 600 metros de la salida (dirección Burgos)-, se realizó una inspección dos días después. «Se detectó una grieta de gran tamaño en clave de la bóveda del túnel a unos 945 m de la boquilla de entrada, con una longitud de 120 m», detallan a sabiendas de que pasado el punto en que se produjo la campana, había otra zona con similar daño, en una longitud de 290 metros. Finalmente, continúa, en los últimos 60 metros del túnel «se observan graves alteraciones en el revestimiento, consecuencia de la constante acción del agua de infiltración» así como restos de desprendimientos del revestimiento en 300 metros. «En sucesivas visitas llevadas a cabo hasta marzo de 2013 se ha verificado que el desprendimiento proveniente del trasdós del túnel ha continuado, empeorando por tanto las condiciones en las que se encuentra la maquinaria», puntualiza.

Para arreglar el desaguisado, el redactor del informe proponía revestir el túnel en una longitud de 300 metros con el refuerzo de hastiales y bóvedas «antes y después de la zona accidentada» mediante la colocación de cerchado metálico; la ejecución de paraguas a base de micropilotes desde la zona reforzada «que atraviese la campana»; la inyección del interior de la campana con material ligero que amortigüe posibles desprendimientos en el paraguas de micropilotes y el refuerzo definitivo de la zona accidentada «reconstruyendo revestimiento, inyectando mortero en la campana y ejecutando pantallas de micropilotes».

La rehabilitación se llevaría a cabo en dos pasos. El primero para ejecutar los paraguas micropilotes y el segundo para inyectar de cavidad con espuma. «Dicha actuación deberá realizarse antes de cualquier otra ya que es la manera de asegurar que la campana que se ha producido no evoluciona produciendo nuevos desprendimientos y por tanto poniendo en riesgo la seguridad del personal que trabaje en la zona», advertía.

La estimación económica de esta actuación era de un millón de euros. Para corregir la grieta situada en clave de bóveda del túnel, se planteaba la ejecución de un refuerzo definitivo de la zona agrietada a lo largo de todo el túnel para darle suficiente capacidad resistente a la estructura. A mayores, la valoración rondaba en este caso los 3.280.000 euros.

En total, 4,2 millones sólo para devolver el túnel a un estado por el que pueda circular un tren.

Viajeros

Pero, ¿cuánto costaría la reapertura de la línea para el tráfico de viajeros? El informe también lo pone. Reiniciar el servicio en el tramo entre Colmenar Viejo y Maderuelo (parada Campo de San Pedro, a 35 kilómetros de Aranda, en las cercanías del embalese de Linares, costaba -a precios de 2014- 8.108.672 euros. A lo que habría que añadir un coste anual en mantenimiento de 1.119.102 (con IVA). Esta cifra es la que la Consejería de Fomento proponía repartir entre los futuros socios de una hipotética «sociedad gestora/explotadora» conformada para ese propósito por aquellas entidades públicas y privadas que «han manifestado la importancia económica» de la reapertura. La Junta se incluye como socio de ese consorcio en el que menciona también a la Comunidad de Madrid, la Diputación provincial de Burgos, los ayuntamientos de Aranda y Burgos, las Cámaras de Comercio, los puertos de Bilbao «y en su caso Pasajes», así como «otras entidades empresariales representativas del área, operadores logísticos y de transporte», entre otros.

Daños vandálicos

El experto que hace este cálculo aconseja sustituir las agujas de las estaciones, por un sistema de enclavamiento portátil con cerradura para evitar los sabotajes y actos vandálicos. El montaje rondaría los 14.000 euros. Conscientes además del estado de las 90 trincheras que hay entre Colmenar y Robregordo (Somosierra) -las ubicadas entre Riaza y Burgos fueron reparadas entre 2008 y 2011-, el estudio propone en este documento «mejorar catorce», con un precio global de 2.253.040 euros. Eso sí, advierte, el coste de reparación podría incrementarse de forma notable «en años extremadamente lluviosos».

De los 17 túneles existentes en el citado tramo, las zonas más complicadas según este documento de 400 páginas, son dos: el de Somosierra y el de Mata Águila. Al requerir una actuación «importante», los costes rondarían los 5.480.000 euros y el mantenimiento anual, 112.400 euros. «El cálculo no valora la reparación de las comunicaciones ni las instalaciones de seguridad, al ser estas unas partidas que elevarían de manera considerable lo anteriormente indicado», señalaba el informe sin olvidar los 360.852 euros de tratamiento contra incendios.

La línea 102 corresponde al tramo Madrid Chamartín- Aranda de Duero, por el puerto de Somosierra y comprende un total 280,6 km de los cuales la Gerencia de Área de Tráfico Centro gestiona hasta el punto kilométrico 164,600, punto en el que arranca la Gerencia de Área de Tráfico Norte.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria