Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El Alfoz gana 232 vecinos gracias al aumento poblacional de 27 pueblos

El censo de Miranda registra 131 empadronados menos que el año pasado mientras el de Aranda cae en 12 / El Condado de Treviño suma 13 habitantes y La Puebla de Arganzón pierde siete

DIEGO SANTAMARÍA DIEGO SANTAMARÍA
03/01/2019

 

Los pueblos de la provincia alejados de la capital siguen perdiendo población. Los ciudadanos afincados en el medio rural abandonan sus lugares de residencia para buscarse la vida en otros territorios o asentarse en Burgos y alrededores. Este fenómeno ha permitido que el Alfoz gane 232 habitantes en 2018 gracias al aumento del censo en 27 municipios. El índice de crecimiento es testimonial en la mayoría de los casos, pero no hay que olvidar que tan solo ocho de los 51 núcleos urbanos de la comarca superan los 1.000 vecinos.

Según la última revisión de padrones municipales del Instituto Nacional de Estadística (INE), Arcos de la Llana es el municipio del Alfoz que más se ha beneficiado de este trasvase poblacional con 58 vecinos nuevos. Le siguen Revillarruz (41), Orbaneja Río Pico (40) y Modúbar de la Emparedada (30). A continuación, salvo Celada del Camino y Quintanilla Vivar, que suman 24 y 21 empadronados más que en 2017, respectivamente; ningún pueblo del área metropolitana ha logrado ganar más de una veintena de habitantes.

No en vano, los principales municipios del Alfoz registran un mayor número de habitantes. Es el caso de Quintanadueñas, Cardeñadijo, Cardeñajimeno, Merindad de Río Ubierna y Villalbilla, cuyo crecimiento poblacional oscila entre uno y 18 nuevos vecinos. Por contra, Villagonzalo Pedernales cerró el año con un censo de 1.785 empadronados, 10 menos en relación al anterior ejercicio.

Como ya publicó el Boletín Oficial del Estado (BOE) a finales de 2018, la capital ha incrementado su población por primera vez en seis años al ganar 298 habitantes que suman un total de 175.921. Sin embargo, la provincia ha perdido 1.101 residentes, lo que se traduce en una caída del 0,3%. Entretanto, el porcentaje de incremento en el Alfoz, con un padrón de 24.926 personas, se sitúa en el 0,93%.

No ocurre lo mismo en las otras dos ciudades de la provincia. Miranda de Ebro perdió 131 habitantes a lo largo de 2018. La sangría poblacional ronda el 0,36%, aunque es evidente que el despegue industrial del municipio garantiza cierta estabilidad en comparación con los peores años de la crisis económica. Por su parte, Aranda de Duero se mantiene prácticamente igual, con apenas 12 vecinos menos, gracias a la llegada de nuevos residentes de otros países que se han instalado en la capital ribereña.

El fenómeno de la inmigración en la Ribera invita al optimismo en materia de despoblación. Los últimos datos disponibles revelan un crecimiento del 7,35% en Aranda, lo que ha permitido equilibrar la balanza tras la pérdida de 130 empadronados de origen español en el último año. Por otro lado, el asentamiento de extranjeros en la ciudad se ha incrementado de forma progresiva, dado que las personas migrantes han pasado de representar el 4,9 en el 2000 al 13% de la población total a día de hoy.

En paralelo, los municipios de mayor tamaño también pierden población, aunque en términos generales los porcentajes a la baja no superan el 1%. Así lo constata el INEen Medina de Pomar (5.816 habitantes), Villarcayo (4.207) o Valle de Mena (3.739), que registran sendas caídas del 0,53, 0,49 y 0,08%. No obstante, Briviesca sufre un decremento del 2,69% tras registrar 185 bajas en su padrón durante el último año. A día de hoy, su censo asciende a 6.675 vecinos.

El resto de localidades de peso también se han visto afectadas por el fantasma de la despoblación. Lerma, por ejemplo, cerró el año con 36 empadronados menos, lo que supone un descenso del 1,38% respecto a 2017. Peor el es caso de Roa, que pierde 77, o de Melgar de Fernamental, con 50 bajas. Entretanto, Espinosa de los Monteros, Salas de los Infantes, Villadiego o Pradoluengo han visto mermada su población, aunque en bastante menor medida que las localidades anteriormente citadas.

No cabe duda de que el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña y el desmantelamiento de los yacimientos petrolíferos de Ayoluengo han puesto en jaque a sus municipios más cercanos. Eso sí, de momento los efectos de ambas decisiones y la previsible pérdida de tejido poblacional todavía no es demasiado grave si tomamos como referencia los datos del INE. Sea como fuere, Valle de Tobalina culminó el año con 948 empadronados, 17 menos que el anterior ejercicio. Por su parte, Sargentes de la Lora mantiene intacto su censo con 114 residentes.

Donde sí crece la población es en el Condado de Treviño, que en tan solo un año ha ganado 13 vecinos que suman un total de 1.352. Sin embargo, La Puebla de Arganzón perdió en el mismo periodo de tiempo siete habitantes. Lo que está claro es que el convenio marco entre las diputaciones de Burgos y Álava para la prestación conjunta de servicios supone un aliciente para el asentamiento poblacional de residentes en la provincia vecina a partir del presente ejercicio.

En los municipios con menor población, las variaciones resultan prácticamente imperceptibles. Jaramillo Quemado incorpora un nuevo censado a su padrón, que ahora registra ocho vecinos. Por el contrario, Manciles pierde un residente y actualmente cuenta con 11. La tónica es general en estos casos, con subidas o bajadas testimoniales que dibujan un panorama desolador salvo que la sangría demográfica se revierta con políticas activas de repoblación.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria