Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

BUREBA

Briviesca recuerda las torres telegráficas de la Línea de Castilla

Actualmente solo se conservan parcialmente las de las localidades de Prádanos de Bureba y las de Bujedo, 30 y 33, del eje burgalés

G. GONZÁLEZ
30/08/2018

 

La comunicación a distancia es algo que se remonta a los inicios de la humanidad, empleándose para ello medios al principio muy rudimentarios que han ido avanzando conforme lo hacía la tecnología.

El paso del tiempo ha dejado en el olvido las tecnologías previas al uso de la electricidad como base de los sistemas de comunicación y tal es el caso del telégrafo óptico terrestre. Anterior al telégrafo eléctrico y del conocido código Morse, su uso en Europa comenzó en el siglo XVIII llegando a España a mediados del mismo lo que le permitió desarrollarse con una tecnología puntera para la época.

Este primigenio y poco conocido sistema de comunicación está actualmente expuesto en la Casa de la Cultura de Briviesca en su horario habitual hasta el día 31 de agosto. Esta muestra está organizado por el grupo de investigación CAYPAT de la Universidad de Burgos y la unidad de Cultura de la Diputación Provincial.

Con el apoyo de las nuevas tecnologías se puede conocer en una visita interactiva todos los aspectos del telégrafo óptico de la mano de Miguel Moreno con sencillas explicaciones.

El retraso en su implantación y la aparición del telégrafo eléctrico dejó obsoleto este sistema visual del que la Línea de Castilla fue la más importante.

Esta comunicaba Madrid con Francia y dadas las particularidades del sistema en la provincia burgalesa contó con once torres ubicadas en puntos elevados de la orografía.

De estas torres en la comarca burebana se ubicaban cuatro en Monasterio de Rodilla, Prádanos de Bureba, Grisaleña y Pancorbo que mediante un código simple transmitían los mensajes.

Actualmente, en la provincia solo sobreviven las torres de Prádanos y Bujedo, así como los restos de la base de la situada en la fortaleza de Santa Engracia en Pancorbo.

La desaparición de estas torres en La Bureba fue debido a la suma de acciones bélicas, su elevado coste de mantenimiento y el aprovechamiento de la línea ferroviaria Madrid-Irún como eje para las líneas eléctricas del telégrafo de Morse.

Según los datos históricos la torre 29 de Monasterio, ubicada en el puerto de La Brújula, fue objetivo en las Guerras Carlistas y una partida de las fuerzas leales a Don Carlos la incendió el 19 de junio de 1847.
La eliminación de esta estratégica torre de comunicaciones dejó fuera de uso a las ubicadas en Prádanos y Grisaleña, 30 y 31, así como en el sentido Burgos a la pancorbina de Santa Engracia, la número 32.
Esta última resistió hasta la llegada del ejercito denominado Los Cien Mil Hijos de San Luis que destruyó con explosivos la temida fortaleza del desfiladero.

Pese a su abandono y mal estado la torre de Prádanos todavía se mantiene en pie como testigo del primer proyecto de gran alcance para utilizar la tecnología para comunicaciones a larga distancia. Cabe recordar que este corrió a cargo del ingeniero guipuzcoano José María Mathe que se presentó para la construcción de la Línea Castilla en 1844 y que comenzó su construcción ese mismo año. Así entró en funcionamiento el 2 de octubre de 1846 con un total de cincuenta y dos torres.

La instalación de la red de telegrafía eléctrica hizo que el telégrafo óptico tuviera una vida muy corta y así la línea Madrid-Irún dejo de funcionar en 1855.

Actualmente, existen iniciativas que buscan recuperar este singular patrimonio de telecomunicación inalámbrica algo muy factible dado que se conserva toda la información necesaria, tanto de ingeniería como de equipos, para reconstruir con fidelidad aquellas torres.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria