Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TROTABURGOS / ESTÉPAR

Cabecera de 10 villas con un sinfín de rutas por recorrer

A tan solo 20 kilómetros de Burgos, el municipio acoge un impresionante escenario natural que invita a conocer el pasado y presente de una zona que mantiene intacta su memoria histórica

Burgos
09/09/2016

 

El sudor y las lágrimas han regado a lo largo de los siglos el paisaje de la histórica comarca de Campo de Muñó. Sin embargo, el regusto amargo de sus frutos en épocas pasadas conforma hoy un territorio que presume de su vasto patrimonio natural con Estépar en primera línea. Aún con todo, la cabecera de este hermoso municipio abandera la defensa de la memoria y del respeto a la dignidad de los centenares de personas enterradas en su monte durante la Guerra Civil.

Centrándonos en el presente, tanto Estépar como sus 10 localidades hermanas constituyen un impresionante conjunto natural que invita a perderse. Este factor, unido a sus 20 kilómetros de distancia con Burgos, favorece la recepción de visitantes capitalinos y de otros municipios del alfoz que no dudan en recorrer sus senderos tanto en verano como en fines de semana, si es que el tiempo lo permite.

Sea cual sea la ruta, conviene detenerse en el encinar de Torrepadierne, en plena ribera del río Arlanzón y a caballo entre Pampliega y Villavieja de Muñó. Y es que más allá de su indiscutible belleza visual, los páramos de esta tierra cuentan con más de 500 años de antigüedad, de ahí el valor simbólico e histórico de sus encinas. Además, la biodiversidad del lugar permite la convivencia de diferentes especies como corzos, gavilanes, tejones y algún que otro águila real. Eso sí, también hay jabalíes, por lo que es necesario extremar las precauciones.

Por otra parte, tampoco resulta raro ver a más de un turista enfundado en su chupa de cuero visitando la localidad y sus majestuosos escenarios naturales. ¿La razón? Estépar forma parte de la primera etapa de una prestigiosa ruta motera que parte de los Yacimientos de Atapuerca en dirección a Carrión de los Condes (Palencia).

Dejando a un lado a la madre naturaleza, la mano del hombre también arroja joyas arquitectónicas vinculadas al arte religioso. Es el caso de la iglesia de San Esteban Protomártir en Hormaza y la de Nuestra Señora de Muñó en Arroyo de Muñó, situada en un montículo al que se puede acceder en vehículo o a pie. Tampoco desmerece la iglesia de San Andrés Apóstol de Pedrosa de Muñó, que presta sus servicios a los habitantes de Arenillas, Arroyo, Mazuelo, Pelilla y Quintanilla Somuñó.

La sobriedad de estos templos conjuga a la perfección con el pasado medieval del territorio. En este sentido, su elemento más representativo es el torreón de Mazuelo de Muñó, construido en el siglo XV y actualmente en perfecto estado de conservación gracias a las sucesivas reformas y restauraciones de sus propietarios. A poco más de un kilómetro se localiza el castillo de Arenillas de Muñó, que también ha sabido resistir el paso del tiempo a pesar de someterse a menos arreglos. Pese a ello -y su posterior adhesión a una nave agrícola-, esta imponente torre rectangular continúa siendo un símbolo entre los vecinos de la zona.

¿Cuándo es la mejor época para visitar Estépar? Como hemos dicho antes, siempre y cuando el tiempo lo permita. No obstante, este fin de semana las calles del pueblo se llenarán de nuevo hasta la bandera con motivo de las fiestas en honor a Nuestra Señora de la Estepa, que arrancaron ayer para suceder a las de Quintanilla Somuñó y preceder a las de Mazuelo, que tendrán lugar entre el 26 y el 18 de este mes.

Durante más de medio año, el calendario acoge mensualmente fiestas locales en una o varios pueblos. Dada la tradición agrícola de la zona, los vecinos rinden homenaje en mayo a San Isidro Labrador, a quien piden la mejor cosecha posible. También se cantan las clásicas marzas desde 2013 gracias al empuje de la Asociación Cultural San Esteban y su afán por resurgir estos cantos populares para evitar que caigan definitivamente en el olvido. A este respecto, y al igual que en otros pueblos que celebran año tras año sus raíces, de las nuevas generaciones dependerá su mantenimiento u ostracismo definitivo.

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria