Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Castrovido abre el año y roza ya el 100% del hormigonado

«La sequía ha ayudado a avanzar los trabajos, así que si todo va bien podría ponerse en uso a mediados de 2019» La primera piedra se colocó en 2004

M. M.
06/01/2018

 

«Cada vez parece más cerca, y esta vez de verdad, lo que hace pensar que si todo va bien quizás podamos estar viendo la esperada inauguración en otoño de 2019». Con estas palabras expresaba ayer Dositeo Martín -miembro de la comisión de seguimiento de las obras de la presa de Castrovido-, las sensaciones que le produjo la gigantesca infraestructura durante su última visita a finales del pasado año 2017.

Plazos acordes con los ofrecidos desde la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), desde la que se informó que el trabajo de hormigonado está prácticamente completado al hallarse realizado en un 98,8%, «quedando únicamente por acabar la parte alta de las torres centrales», concretó Martín, «lo que permitirá empezar a cerrar el aliviadero en verano, y posteriormente iniciar las pruebas de llenado a lo largo del otoño».

Pruebas que, como añade, «se van haciendo poco a poco, lo que hará que se alarguen casi durante un año», en las que como detalla, «sería perfecto que el caudal del río fuera también el adecuado».

Recuerda que los estudios previos realizados para la construcción de la presa, analizaron los datos de caudal del Arlanza durante los 50 años anteriores al inicio del proyecto, lo que se produjo finalmente en el año 2004. Con ellos pudo comprobarse su remarcada oscilación, pues incluyó años en los que hubo muchas lluvias rondando el caudal los 360 hectómetros cúbicos, y otros en que al contrario hubo gran sequía.

«Como sucedió el pasado 2017 en que el caudal apenas ha rondado de forma habitual los 30-35 hectómetros cúbicos, lo que ha dado lugar a prohibir el riego y con ello, la reducción de muchas cosechas en más de un 50%, pero también a que los trabajos avanzaran más», afirma. Por ello, añade, «lo ideal sería que durante este año de pruebas y llenado progresivo se diera un punto intermedio de caudal, pues permitiría comprobar tanto la seguridad de todas las estructuras como la rapidez de recuperación del agua o de abastecimiento a los pueblos», comentó.

Cifró en unos 45 los que se verán directamente beneficiados en la cuenca alta del Arlanza, «a los que sumar muchos otros, porque regulando éste también se logra con el Pisuerga y el Duero, los cuales a su vez también dan servicio a muchas otras localidades», argumenta Martín.

Y es que una de las tareas esenciales con que nace esta presa es el deseo de regular el Arlanza, que con una longitud de casi 160 kilómetros, nace en Quintanar de la Sierra para desembocar ya entre las palentinas localidades de Quintana del Puente y Torquemada.

Desde la CHD recalcan su irregular régimen hídrico al alternar fuertes estiajes con frecuentes crecidas, y una aportación anual de 926 hectómetros cúbicos al año en su desembocadura. con un consumo anual estimado de 30 hectómetros cúbicos.

Trabajos posteriores

Reiteran también desde la entidad que las obras del embalse de Castrovido, en la cuenca del Duero, tienen concluido casi todo el hormigonado, «a falta de la coronación de sus bloques centrales y su estribo derecho», detallan, «lo que permitirá no sólo comenzar la prueba del llenado en otoño, sino continuar con actuaciones paralelas incluidas en el proyecto».

Recuerdan que el volumen total de hormigón empleado en la construcción, de la que se encarga FCC, alcanzará los 815.000 m3.

Detallan asimismo, que las actuaciones de los próximos meses se centrarán, entre otras tareas, en el cierre del actual desvío del río, los blindajes y compuertas del aliviadero inferior, las instalaciones eléctricas y el acceso a las galerías de las presas por ambas laderas.

Así como la terminación de los conductos procedentes de las dos torres de toma de agua hasta la conexión del cuenco amortiguador -para la futura central-, y la construcción de la presa de cola, que concluirá en verano, para mantener el nivel de la lámina de agua constante en la parte superior del embalse, con independencia del nivel que tenga éste.

Martín destaca también cómo la existencia de la llamada presa de cola, que cuenta con unos 600.000 metros cuadrados, «permitirá que ésta siempre contenga agua, abriendo así la posibilidad a un uso secundario como espacio de ocio y pesca».

Utilidad que se sumará a la construcción de una central hidroeléctrica -«dando lugar a una energía limpia»-, sumándose todo ello a la previsión de abastecimiento para más de 30.000 habitantes de la zona, así como de regadío de las más de 6.000 hectáreas de cultivo existentes en la comarca que riega el Arlanza, «Y sobre todo, acabar con las frecuentes inundaciones que se producen un año sí o otro también», lamenta.

Con un presupuesto total de 231 millones de euros, la presa situada en el término burgalés de Salas de los Infantes y próxima a la localidad de Terrazas, creará un embalse con una capacidad de 44 hectómetros cúbicos bajo una lámina de agua de 214 hectáreas de superficie, según recordaron fuentes de la CHD.

MÁS DE DOCE AÑOS DE HISTORIA

2000. Este fue el año en que el Ministerio de Medio Ambiente aprueba el proyecto de construcción de la presa.

Febrero de 2004. Tras años de idas y venidas, en 2004 se pone la primera piedra de esta infraestructura, cuyo proyecto inicial marcaba un coste de 75 millones de euros y el año 2007 como la fecha de conclusión de la obra, adjudicada a FCC.

Noviembre de 2005. Se presenta el nuevo proyecto, al modificarse el original tras los enfrentamientos entre quienes piden un menor impacto ambiental y quienes defienden la urgente necesidad de este proyecto. Entre los cambios, la reducción a la mitad de la capacidad del embalse -de 82 a 44,13 hectómetros cúbicos-, así como la rebaja de su cota de 1.045 a los 1.032 metros que tendrá finalmente.

Principios de 2007. Nueva modificación del proyecto, en el que se incluye la construcción de un doble aliviadero -uno de ellos interior-, y la presa de cola. Se baraja el año 2009 como fecha de finalización.

Octubre de 2011. Mes fatídico, ya que un accidente en la obra causó la muerte de cuatro trabajadores tras caerles una cuba de hormigón. Suceso que abrió la puerta a enfrentamientos jurídicos en los que, finalmente los jueces consideraron culpable a la empresa constructora FCC.

Junio de 2013. Tras meses de paralización de los trabajos para esclarecer los hechos que causaron el accidente, el juzgado de Salas autoriza el reinicio de los trabajos, los cuales se retoman en junio de 2013. Antes del accidente, los trabajos se hallaban realizados en un 52%.

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria