Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Una explosión de gas deja cuatro heridos en Villasana

Ninguno corre peligro, aunque su pronóstico es «reservado» / El Ayuntamiento promete alojamiento a los vecinos afectados

M.M. / D.S.M. / Burgos
15/02/2018

 

Un fuerte estruendo en el 35 de la calle Eladio Bustamante alteró ayer por completo la rutina habitual de los vecinos de Villasana de Mena. En un abrir y cerrar de ojos, las paredes de una de las viviendas del primer piso saltaron por los aires tras una explosión de gas que se saldó con cuatro personas heridas. La más grave, M.P.A.V., mujer de 57 años, reside en el domicilio afectado por el siniestro junto a su marido, que en esos momentos se encontraba «paseando al perro», según confirmó a este periódico un vecino que acudió al lugar para interesarse por lo sucedido.Junto a ella, tres hermanos -G.J.I (37 años), J.I.T.L (36) y M.J.I. (24)- que en ese momento se encargaban de inyectar espuma de poliuretano en la pared para evitar humedades.

Tras recibir el aviso pasadas las 10 de la mañana, la sala de operaciones del 112 movilizó a la Policía Local de Villasana, a la Guardia Civil y a los bomberos de Burgos, que contactaron con sus compañeros de Balmaseda y los voluntarios del Valle de Mena para intervenir cuanto antes. Nada más llegar al lugar, los facultativos sanitarios atendieron a los obreros mientras M.P.A.V. aún se encontraba en el interior de la vivienda. Finalmente, los cuatro fueron trasladados al hospital de Cruces (Vizcaya) en ambulancias de soporte vital básico y una UVI móvil en la que viajaba G.J.I.

Pese a lo aparatoso del siniestro, fuentes del hospital vizcaíno confirmaron por la tarde que los heridos se encontraban «estables» aunque con «pronóstico reservado». De hecho, presentaban «pocas quemaduras» teniendo en cuenta la gravedad de la explosión, pues «no llegan al 7% de la superficie corporal en segundo grado». En cualquier caso, no todos corrieron la misma suerte. Dos se ubicaban en la Unidad de Grandes Quemados, uno en Reanimación y otro en Cuidados Intensivos. Además, las mismas fuentes informaron de que la mujer también requirió asistencia por «politraumatismo».

Aunque la investigación sigue abierta con el fin de esclarecer las causas del siniestro, las primeras hipótesis apuntan a que los obreros pudieron ‘picar’ por descuido una tubería de gas mientras instalaban la espuma en la pared. Lo que sí sabe, tal y como confirmaron los bomberos al 112, es que la explosión provocó el «hundimiento de la planta de la vivienda».

Una vez sofocado el incendio, el cordón policial se mantuvo para garantizar la seguridad de los transeúntes que, poco a poco, se arremolinaban en ese punto de Eladio Bustamante. Tras la inspección del inmueble, el Ayuntamiento decidió evacuar a los vecinos de todo el bloque -«ocho familias» en el primero y «tres personas» en el segundo- por el riesgo de que siguiese «existiendo gas en las cámaras de aire del edificio».

Ante la imposibilidad de pasar allí la noche, la Corporación menesa se reunió con los afectados para «ver si tienen alternativas de alojamiento». De no ser así, el portavoz del equipo de Gobierno, David Sáinz-Aja, les ofreció alojamiento en «posadas, casas rurales y hoteles» con «cargo al municipio». Obviamente, la medida se extendió a los negocios del bloque, que sí pudieron abrir por la mañana

Lo confirmaba un empleado de la Funeraria Aranguren, que se encontraba cerrada cuando el estallido sacudió al edificio. A menos de 500 metros, el propietario de la Administración de Lotería, Juan Carlos Ortiz, se enteró por sus clientes de lo ocurrido. Pese a la cercanía, no escuchó «nada». Y no dudó en acercarse al bloque para interesarse por los heridos. En esos momentos, la «incertidumbre» de los vecinos era total, pues «pensaban que había alguien que no podía salir».

 

Última hora

© Copyright El Correo de Burgos
Avda. de la Paz 28, Entreplanta - 09004 BURGOS. España
Contacte con nosotros: info@ecb-elmundo.com

El Correo de Burgos se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria